El príncipe Guillermo, ¿sentía vergüenza de Lady Di?

·4 min de lectura
LONDON, UNITED KINGDOM - FEBRUARY 01:  The Prince And Princess Of Wales Holding Their Baby Son, Prince Guillermo, At Home In Kensington Palace  (Photo by Tim Graham Photo Library via Getty Images)
El príncipe Guillermo se sintió avergonzado por Diana durante el divorcio (Photo by Tim Graham Photo Library via Getty Images)

La princesa Diana es un ejemplo a seguir para muchos y, de hecho, a día de hoy el pueblo británico la sigue queriendo a pesar de su trágica muerte en 1997. Ahora, una nueva biografía sobre su hijo, el príncipe Guillermo, desvela algo que podría manchar la imagen del futuro monarca.

Guillermo está a punto de cumplir los 40 años en un momento muy delicado para la familia real británica. Los escándalos han sido protagonistas en la institución desde la partida de los Sussex y, sobre todo, con el caso Epstein y la presunta implicación del duque de York.

Ahora, el especialista en monarquía Robert Jobson publica el libro “William At 40: The Making Of A Modern Monarch” (”Guillermo a los 40: la creación de un monarca moderno”) sobre el hijo de Carlos y Diana de Gales que saldrá a la venta el próximo 21 de junio pero que ya está causando estragos en Reino Unido gracias a unos extractos del mismo publicados en el periódico ‘The Daily Mail’.

El tabloide ha sabido cebar la jugosa lectura y seguramente Guillermo ya esté al tanto de ello dado que su imagen podría caer en picado. A juzgar por dichos extractos que recoge ‘20Minutos’, Guillermo siempre ha sido el mimado de los dos hermanos y por eso Harry creció sintiéndose aislado.

“Cuando tenía ocho años, el príncipe William ya estaba acostumbrado a que algunos miembros del personal real lo trataron con deferencia. Además de eso, la Reina Madre dejó bastante claro cuál de los dos principitos merecía más atención. No es sorprendente que el príncipe Harry se sintiera eclipsado, aunque nunca ha expresado públicamente su dolor o resentimiento por ser el niño menos favorecido”.

Sobre Diana, el libro explica que era una madre que les dejaba ser críos y hacer travesuras mientras que Carlos era mucho más estricto con ellos: “Diana dejaba que sus hijos fueran salvajes y libres, y a menudo deambulaban por los terrenos de Highgrove comportándose como un par de pilluelos. Para disgusto de su padre, hacían sus necesidades desde lo alto del pajar de su jardín. A veces, Carlos los pilló y les dio una reprimenda, pero simplemente lo ignoraban”.

Sin embargo y a pesar de la buena relación que Lady Di siempre había demostrado tener con sus dos hijos, Jobson recoge que a Guillermo le sobrepasaban los conflictos de su madre siendo él joven como para poder gestionarlos: “Para Guillermo, la escuela no solo era divertida, sino también un respiro de la creciente tendencia de su madre a apoyarse en él como si fuera su muleta emocional. Más tarde, Diana llegó a admitir en privado que le cargo demasiado con sus problemas”.

A su vez, la biografía recoge que Guillermo espetó en su día: “Papá no me avergüenza, mamá sí”, aunque todavía no se ha hecho público el contexto completo de esta frase, ya habrá levantado críticas en un pueblo que todavía adora a su eterna princesa. Guillermo le habría dicho eso a la hija de Bel Mooney, una periodista a la que Carlos invitó a cenar a casa durante su divorcio con Diana.

Diana, Princess of Wales  (1961 - 1997) in a carriage with the Queen Mother and Prince William during the Trooping the Colour ceremony at Buckingham Palace in London, June 1990.     (Photo by Jayne Fincher/Princess Diana Archive/Getty Images)
Gullermo siempre recibió más atenciones que su hermano Harry (Photo by Jayne Fincher/Princess Diana Archive/Getty Images)
British Royal Diana, Princess of Wales (1961-1997) and her sons, Prince William and Prince Harry, all wearing blue waterproof ponchos, during a private ride aboard the 'Maid of the Mist' sightseeing boat tour of Niagara Falls, Ontario, Canada, 26th October 1991. (Photo by Tim Graham Photo Library via Getty Images)
Diana era besucona y cariñosa, Guillermo no se sentía tan cómodo como Harry (Photo by Tim Graham Photo Library via Getty Images)

Paradójicamente, en el marco del divorcio, Harry y Guillermo fueron los hombros donde llorar que tuvo Lady Di y el libro recoge que: “Cuando finalizó su divorcio, y William se enteró que su madre sería despojada de su título real, la abrazó y le dijo ‘No te preocupes mamá, te lo devolveré algún día cuando sea rey’”.

A su vez, le tuvo que pedir a su madre, según el autor, que dejase de hablarle mal del príncipe Carlos porque, a fin de cuentas, era su padre: “Cuando las emociones de Diana se descontrolaron tuvo que pedirle que dejara de decirle cosas negativas sobre su padre, no quería tener que tomar partido”.

Diana podía ser una mujer muy intensa con sus retoños y, mientras Harry disfrutaba de los arrumacos y los besos, Guillermo quizá no lo sentía igual, porque sentía que le restaban esa seriedad o madurez que le habían inculcado siempre como futuro rey, una vez termine el reinado de su abuela y de su padre.

VÍDEO | El príncipe Guillermo habla de sostenibilidad y feminismo con Cate Blanchett

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente