El presupuesto de Trump reduce millones del sistema de verificación de antecedentes de armas

Los defensores del control de armas afirman que esa reducción “atentaría significativamente” contra los esfuerzos por mantener las armas de fuego lejos de manos peligrosas.

AARON BERNSTEIN/REUTERS La Asociación Nacional del Rifle destinó decenas de millones de dólares para apoyar la elección de Donald Trump.
AARON BERNSTEIN/REUTERS La Asociación Nacional del Rifle destinó decenas de millones de dólares para apoyar la elección de Donald Trump.

WASHINGTON – El nuevo presupuesto que ha presentado el presidente Donald Trump pretende recortar millones de dólares del Sistema Nacional de Verificación Instantánea de Antecedentes Penales, un sistema que utilizan los vendedores de armas para verificar si alguien tiene prohibido comprar un arma antes de vendérsela.

Escondido en la página 719 de su presupuesto para el año fiscal 2019, publicado el lunes, el presidente solicita recortes en el Programa Nacional de Mejoras de los Registros Criminales Históricos y en el Programa de Mejoras de Registros de Ley del NICS. Ambos programas otorgan subvenciones federales a los estados para ayudarlos a mejorar sus registros de antecedentes penales y órdenes de protección en la base de datos nacional para la verificación de antecedentes, incluidos los registros de violencia doméstica.

En la actualidad, ambos programas cuentan con una financiación de 73 millones de dólares. La propuesta de presupuesto de Trump para el año fiscal, que comienza el 1 de octubre, reduciría drásticamente sus fondos a 61 millones de dólares, lo que equivale a un recorte del 16%.

PRESUPUESTO DE TRUMP PARA EL AÑO FISCAL 2019
PRESUPUESTO DE TRUMP PARA EL AÑO FISCAL 2019

Los defensores del control de armas afirman que estas subvenciones han sido una “fuente de financiación esencial” para los estados que intentan enviar periódicamente registros exhaustivos a la base de datos nacional de verificación de antecedentes.

“El presidente Trump afirma que quiere construir ‘un Estados Unidos seguro, fuerte y digno’, pero sus acciones no están en sintonía con sus palabras”, apuntó Robin Lloyd de Giffords, el grupo de seguridad de armas fundado por la ex representante Gabby Giffords, demócrata de Arizona, quien sobrevivió a un disparo en la cabeza en el año 2011.

“En lugar de fortalecer el sistema de verificación de antecedentes de la nación para asegurarse de que mantiene las armas lejos de manos peligrosas, recortó los fondos para este sistema tan importante, lo cual afectará de manera significativa su efectividad”, dijo Lloyd.

Existen aproximadamente 30 millones de razones por las que Trump podría querer debilitar las medidas de seguridad sobre las armas de fuego. Aproximadamente la misma cantidad de dólares que gastó la Asociación Nacional del Rifle para apoyarlo en su elección como presidente. Los recortes que ha propuesto tampoco están en sintonía con las encuestas que muestran un apoyo casi generalizado a fortalecer la verificación de antecedentes que se aplica a todas las ventas de armas, no solo las que realizan los vendedores de armas de fuego con licencia.

Sin embargo, el presupuesto del presidente es más una descripción de las prioridades de la Casa Blanca que un documento que pueda convertirse en ley. Los republicanos del Congreso utilizarán la propuesta de Trump como referencia, pero llevarán sus propias propuestas de gasto gubernamental cuando presenten los proyectos de ley para las asignaciones anuales.

La propuesta de Trump para reducir los fondos destinados a las verificaciones de antecedentes llega tres meses después del tiroteo masivo que tuvo lugar en Sutherland Springs, Texas, a cuyo responsable se le prohibió comprar o poseer armas de fuego debido a una condena por violencia doméstica, pero que aun así, tenía en su poder un arma de fuego porque la Fuerza Aérea no ingresó su condena en la base de datos nacional de verificación de antecedentes penales. El error ha provocado que la Fuerza Aérea comience a revisar sus registros.

Los tiroteos masivos se han convertido en algo habitual en el país, así como la inacción del Congreso. En 2018 se han producido 30 tiroteos masivos y 18 tiroteos en escuelas. En respuesta a cada tiroteo, los líderes republicanos del Congreso ofrecen “sus pensamientos y oraciones”, pero no aplican ningún cambio de política dirigido a frenar la violencia armada.

Desde que se escribió este artículo, el miércoles, ha tenido lugar otro tiroteo masivo. Esta vez fue en un instituto en Parkland, Florida. Al menos 17 personas murieron y varias resultaron heridas.

Jennifer Bendery

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente