El presidente del Eurogrupo, dispuesto a hablar ante la Eurocámara

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, durante una reunión del Ecofin en el Consejo Europeo, en Bruselas, el 21 de febrero de 2017

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, expresó este miércoles su disposición a hablar sobre Grecia en la próxima sesión plenaria de la Eurocámara, tras rechazar hacerlo en la actual en plena tensión con los países del sur de Europa.

"El 26 [de abril], estoy disponible para hablar a última hora de la tarde. El 27 es feriado nacional en Holanda, pero también estoy disponible todo el día", indicó Dijsselbloem, en una carta dirigida al presidente del Parlamento Europeo, el italiano Antonio Tajani.

La ausencia del también ministro de Finanzas holandés había causado indignación en la cámara, en un debate esta semana sobre el programa de rescate a Grecia.

"Aunque legalmente no se exige que [Dijsselbloem] asista a nuestros trabajos, esperamos de una persona que pide a los ciudadanos europeos que hagan enormes sacrificios que se sienta obligada a responder a sus representantes", subrayó Tajani el lunes, durante la apertura de la sesión plenaria en Estrasburgo (noreste de Francia).

El político, nacido en Eindhoven hace 51 años, justificó de nuevo en la misiva su ausencia esta semana "por cuestiones de agenda", y recordó que ya compareció el 21 de marzo ante los europarlamentarios de la comisión de Economía.

Ese día, varios eurodiputados pidieron su dimisión como presidente del Eurogrupo, llamamiento al que se unieron el primer ministro de Portugal, António Costa, y el exjefe del Gobierno italiano, Matteo Renzi, por unas polémicas declaraciones en las que dejaba entrever que los países del sur de Europa han derrochado el dinero.

En una larga entrevista al diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung, el líder de los ministros de los 19 países de la zona euro había asegurado a finales de marzo que "en la crisis del euro, los países del norte de la zona se mostraron solidarios con los países en crisis".

"Para mí, socialdemócrata, pienso que la solidaridad es muy importante. Pero quien la reclama también tiene deberes. Yo no puedo gastar todo mi dinero en 'schnaps' [un tipo de alcohol] y mujeres, y a continuación pedir su ayuda", había apuntado.

Aunque posteriormente pidió disculpas por "si alguien se sintió ofendido" por este "malentendido", descartó dimitir. Desde entonces, los ánimos no se han calmado y varios eurodiputados reclamaron su dimisión de nuevo el lunes.

En otra carta fechada el 30 de marzo, Dijsselbloem se había comprometido a abordar de nuevo la cuestión de Grecia en la Eurocámara "después de la segunda revisión" del programa de rescate.

La fecha para cerrar esta revisión todavía no está fijada, pero todo apunta a que podría tener lugar antes de julio, cuando Atenas necesitará un nuevo tramo de los 86.000 millones de euros del tercer plan de rescate para devolver unos 7.000 millones a sus acreedores.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines