El plan más ambicioso del siglo: Guardar la mitad del planeta para conservación natural

Portada del proyecto Half Earth Plan

Vivimos tiempos desesperados y se requieren soluciones revolucionarias. Estamos subestimando de manera estrepitosa el mayor desafío al que nos enfrentamos como seres humanos: el cambio climático, el calentamiento global, la drástica y acelerada pérdida de biodiversidad… los próximos años serán críticos y para la mayoría de los expertos las medidas que estamos llevando a cabo se van a quedar ridículamente cortas.

La semana pasada la Revista Nature se hacía eco del que probablemente sea el plan global más ambicioso de los últimos tiempos: Guardar la mitad del planeta para la conservación natural. El siglo XXI va a ser testigo de algunos de los cambios más radicales que el ser humano ha presenciado y muchos científicos consideran que los objetivos climáticos planteados en cumbres internacionales como la de Río o la de París son claramente insuficientes.

Uno de los abanderados de este plan es el prominente biólogo E.O. Wilson, una de las figuras científicas más importantes de las últimas décadas. Para Wilson necesitamos urgentemente un hito mundial importante, “algo como el viaje a la Luna, como la cura del cáncer, algo que todos reconozcan, entiendan y apoyen”, por eso plantea lo que se ha denominado “Half Earth Plan, o plan de la mitad de la Tierra, es decir, dejar la mitad del planeta para los seres humanos y la otra mitad para los otros 10 millones de especies con las que se estima compartimos el planeta”.

“La única solución a la sexta extinción es incrementar las zonas de reservas naturales hasta la mitad de la superficie de la Tierra” E.O.Wilson

El planteamiento del Half Earth Plan lleva varios años rondando las mentes de muchos biólogos pero el artículo publicado en Nature esta semana incide en un nuevo factor: No es un reto imposible, se podría conseguir.

El investigador Eric Dinerstein es el responsable de un estudio que apunta a que el objetivo de mantener como reserva natural protegida al menos la mitad de la superficie del planeta no es una quimera, de hecho sería muy conveniente si queremos evitar los negros presagios del futuro.

En Scientific American, también esta misma semana, se exponen algunos de los puntos fundamentales del plan y se hace hincapié en que los objetivos actuales son claramente insuficientes: “Desafortunadamente, el objetivo del 50 por ciento de protección de todos los ecosistemas terrestres excede por mucho los compromisos actuales de conservación global. Por ejemplo, el plan actualmente aceptado por la Convención de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica tiene el objetivo de proteger el 17 por ciento de las regiones terrestres y de agua dulce y el 10 por ciento de las áreas marinas para 2020”.

El equipo de Dinerstein comenzó por determinar cuántas de las 846 ecorregiones terrestres de la Tierra tenían al menos el 50% de su hábitat natural restante mediante el estudio de mapas satelitales de cobertura forestal, patrones de uso de la tierra y ocupación humana.

Descubrieron que casi la una octava parte de las ecorregiones del mundo poseen el hábitat necesario para lograr un objetivo de protección de la mitad de la Tierra.

Por supuesto la parte más audaz de este plan es la de conseguir un “acuerdo global por la naturaleza”, por el cual las naciones se comprometan a alcanzar la conservación de la mitad de la Tierra, y sobre todo hacerlo con rapidez, a ser posible antes de 2050… algo que, viendo la capacidad de acuerdo de nuestros líderes mundiales parece lo más difícil de conseguir.

Referencias científicas y más información:

James E. M. Watson, Oscar Venter “Ecology: A global plan for nature conservation” Nature 550, 48–49 (2017) doi:10.1038/nature24144

James E. M. Watson, Oscar Venter “A Global Plan for Nature Conservation” Scientific American

Página oficial del proyecto Half Earth Planet http://www.half-earthproject.org

 

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines