El perfil de Djalilov se concreta en el segundo día de duelo en San Petersburgo

Por Maxime POPOV, Marina KORENEVA
1 / 2
Un hombre pone flores en memoria de las víctimas de la explosión en el metro de San Petersburgo en una piedra conmemorativa en el centro de Moscú, el 3 de abril de 2017

El perfil del presunto autor del atentado en el metro de San Petersburgo, Akbarjon Djalilov, que dejó 14 muertos, se iba precisando este miércoles, segundo día de duelo en San Petersburgo, donde está prevista una misa ortodoxa en homenaje a las víctimas.

Catorce personas murieron y 49 resultaron heridas durante el atentado que tuvo lugar el lunes entre dos estaciones de una frecuentada línea del centro de San Petersburgo, que decretó tres días de luto.

En Moscú, el presidente ruso, Vladimir Putin, reunió a los jefes de los servicios secretos de los países de la Comunidad de Estados Independientes (CEI) para una reunión sobre la lucha antiterrorista, que estaba prevista antes del atentado.

Aunque este acto no ha sido aún reivindicado, el Comité de Investigación indicó examinar los posibles lazos de Akbarjon Djalilov, de 22 años, con la organización yihadista Estado Islámico (EI). Esta es la primera vez que los investigadores mencionan al grupo EI.

"Se realizó un registro en su domicilio", declaró el comité sin precisar donde se encontraba este domicilio. Siempre según el comunicado del Comité de Investigación, las cámaras de vigilancia le muestran "saliendo de su casa con una bolsa y una mochila".

Antes de "accionar" una "bomba artesanal" entre las estaciones de Instituto Tecnológico y Sennaya, Djalilov, nacido en Kirguistán, colocó una segunda bomba en otra estación del centro de la ciudad, desactivada a tiempo.

Más de 40 personas, entre ellas testigos y empleados del metro, fueron interrogadas por los investigadores, indicó el comité.

Según la policía de la región kirguisa de Och donde nació, Akbarjon Djalilov llegó el 3 de marzo a San Petersburgo desde esta región, donde vivían sus padres desde 2014.

- Misa por las víctimas -

El martes por la tarde, sus padres aterrizaron en San Petersburgo, constató una periodista de AFP presente en el aeropuerto.

"La familia Djalilov vino a Rusia en 2011 para trabajar. Pero en 2014, los padres volvieron a Kirguistán y su hijo Akbar (otra versión del nombre Akbarjon) se quedó en San Petersburgo", afirmó el portavoz de la policía de la región de Och, Zamir Sidikov.

Djalilov tenía la nacionalidad rusa, como "toda su familia", según el portavoz, una información que no fue confirmada por las autoridades rusas.

Se siguen ignorando sus motivos, pero la región de Och es conocida por proporcionar grandes contingentes al EI en Siria y en Irak.

A las 12H100 locales (09H00 GMT) se pronunció una misa en homenaje a las víctimas.

Los cuerpos de las víctimas van a empezar a ser devueltos a sus familiares, indicó el Comité de Investigación, que precisó que la identidad de una de ellas no se pudo establecer por el momento.

La vida volvió a la normalidad en la segunda ciudad de Rusia, cuyo metro era menos frecuentado que de costumbre, según una periodista de la AFP en el lugar.

Este atentado es un "desafío lanzado a todos los rusos, (...), incluido a nuestro presidente" Vladimir Putin, declaró el martes el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

El país, que dirige en Siria una operación militar en apoyo a Damasco, no había sufrido un ataque tan duro desde la explosión en pleno vuelo el 31 de octubre de 2015 de un avión con 224 personas a bordo, que realizaba la ruta desde Egipto a San Petersburgo.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines