El "paracaídas" de la recompra de acciones tampoco frenará el hundimiento de Wall Street

·Colaboradora
·5 min de lectura
La recompra de acciones, que batió récord en 2021, siguen fuertes en 2022, pero no por mucho tiempo, según los expertos. Un
La recompra de acciones, que batió récord en 2021, siguen fuertes en 2022, pero no por mucho tiempo, según los expertos. Un "paracaídas" que no va ayudar a detener el derrumbe del mercado. Foto: Getty Images.
  • La recompra de acciones alcanzó un récord en 2022 en el S&P 500

  • Este año se mantiene un buen ritmo pero se espera que se frene pronto

  • El entorno económico hace cada vez más difícil dedicarle dinero

Las recompras de acciones por parte de las empresas se presentan tradicionalmente como una forma de remuneración al accionista que además tienen la capacidad de dar un apoyo al mercado.

Como recordaban a fin de 2021 los analistas de Charles Schawb, estas operaciones “han sido uno de los impulsores del mercado alcista de 11 años que siguió a la Gran Recesión añadiendo unos 4 billones de dólares al mercado entre principios de 2009 y 2020.

Y el mercado, que entró en un ciclo bajista el 13 de junio —el cuarto en las últimas dos décadas— realmente agradece todos los apoyos que pueda haber.

Las recompras de acciones reducen la oferta en el mercado de acciones, incrementan así el valor relativo de cada título y los beneficios por acción. Algunas empresas las usan para reducir la dilución de acciones que ocurre cuando se compensa a directivos y empleados con ellas.

El año pasado, en el que hubo una extraordinaria liquidez y altos márgenes en los beneficios de las empresa, fue récord en este tipo de recompras. Las empresas que conforman el índice S&P500 dedicaron unos US$882,000 millones a estas operaciones. Un récord

¿Va a haberlas en este año de reducción de liquidez, mercado bajista y temores de recesión?¿Puede contar el mercado este apoyo?

Dificilmente.

Siguen las recompras de acciones en 2022, pero...

Morgan Stanley recuerda que las recompras han crecido un 12% anualmente en el ciclo posterior a la crisis financiera (entre 2010 y 2019). Y los datos preliminares “sugieren que la fortaleza de las recompras continuaron a lo largo del primer trimestre”, explican los analistas de este banco de inversión.

De momento el crecimiento ha ido de la mano de las empresas tecnológicas, financieras y las del sector del cuidado de salud.

Pero el “corporate put” o la idea de que en cierto punto las recompras podrían ser un soporte a más fuertes caídas de valor es difícil de mantener porque 2022 no es un año como los anteriores. El apoyo que podrían dar estas compras no está siendo, de momento, más fuerte que el sentimiento que acompaña a las continuas caídas de los índices.

También te puede interesar:

Si las cuentas de las empresas empiezan a sentir presión, la recompra de acciones dejan de estar en los planes de los directivos. Foto: Getty Images.
Si las cuentas de las empresas empiezan a sentir presión, la recompra de acciones dejan de estar en los planes de los directivos. Foto: Getty Images.

Los analistas de Morgan Stanley apuntan a que puede haber aún US$ 870,000 millones dedicados a la recompra de acciones, apenas unos US$10,000 millones menos que en el mismo periodo del año precedente.

Pero recuerdan que las presiones de los costes “están rebajando los márgenes de las corporaciones e imponiendo riesgos a las estimaciones de beneficios por acción". Las opciones que tienen los directivos es comprar acciones a niveles notoriamente más bajos que en 2021 o conservar liquidez como precaución, en un momento de endurecimiento de condiciones financieras y desaceleración económica.

La situación económica no acompaña

En este sentido, Darrell Cronk, responsable de sistemas e información para la gestión de patrimonio de Wells Fargo explicaba que con los altos costes de “transporte y logística, empleo, costes subyacentes presionando los márgenes y el crecimiento de los ingresos, es posible que los consejeros delegados y financieros tengan una mayor cautela y traten de conservar liquidez en un momento de incertidumbre económica”.

Este analista de Wells Fargo coincide con Morgan Stanley al explica que las recompras están muy ligadas a la confianza al sentimiento de los consejeros delegados y los negocios “Y ninguno de los dos están en la tendencia adecuada en el camino a la segunda mitad del año”, explica Cronk.

Sameer Samana, estratega global del mismo banco, explicaba que de hecho las recompras se ralentizarán en el segundo semestre del año “en la medida de que los beneficios se desaceleren (e incluso contraigan)”, Su previsión es que incluso se pausen para algunos sectores como el financiero, como ocurrió durante la pandemia.

“No digo que esto sea tan severo como en la pandemia pero la idea para los inversores es que las recompras de acciones tienden estar positivamente correlacionadas con las previsiones de beneficios/cash flow que se van a poner algo más complicadas”, afirma Samana.

Los análisis de Morgan Stanley apuntan a que no solo va a ser imposible repetir el crecimiento de 2021 sino que además en 2022 el crecimiento será negativo en el segundo semestre con respecto al año anterior, cuando normalmente estos periodos suelen ser cuando hay un mayor empuje de estas compras de títulos propios por parte de las empresas.

Ese patrón de fuertes compras en la segunda mitad del año se ha roto tradicionalmente cuando el mercado es bajista por más que en ese entorno de mercado se compre más con menos dinero.

Los inversionistas de momento están manteniendo la cautela y puestos a elegir retribución, prefieren la que se puede meter en el bolsillo.

El Indice S&P 500 Buyback, que suele tener mejor evolución que el índice general, cae en lo que va de año un 17.29% frente al 22% del S&P 500 mientras que en este periodo el Índice S&P 500 Alto Dividendo cae un 4,3%.

También te puede interesar | VIDEO: Dinero y personalidad: ¿Sabes cuál es tu tipo?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente