El "Open Arms" con 147 migrantes llega frente a la isla italiana de Lampedusa

El barco de la ONG Proactiva Open Arms llega al puerto de Algeciras, en el sur de España, el 9 de agosto de 2018

El barco humanitario de la oenegé española Open Arms se hallaba este jueves frente a la isla de Lampedusa con 147 migrantes a bordo, en pleno debate gubernamental sobre la legitimidad de su presencia en aguas italianas.

"He decidido no firmar el nuevo decreto del ministro del Interior destinado a impedir la entrada, el tránsito y la parada en las aguas territoriales del barco de la ONG Open Arms", declaró en un comunicado la ministra de Defensa italiana, Elisabetta Trenta.

El titular de Interior y líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, que exige una rotación europea de los puertos de desembarco, firmó a principios de agosto un decreto que prohibía la entrada de barcos humanitarios en aguas territoriales italianas sin autorización.

El miércoles, un tribunal administrativo suspendió la aplicación de este primer decreto, contra el cual la propia Open Arms había presentado un recurso.

Poco después Salvini firmó un nuevo decreto para impedir la entrada del barco. Su poder como ministro, sin embargo, está muy debilitado tras la ruptura de la alianza gubernamental formada hace poco más de un año con el Movimiento Cinco Estrellas (M5E, antisistema).

Los decretos de Salvini deben ser firmados por la ministra de Defensa, que es miembro del M5E, movimiento que no parece tener intención de seguir obedeciendo a sus órdenes.

"He tomado esta decisión en base a sólidas razones legales, escuchando mi conciencia. No debemos olvidar nunca que detrás de las polémicas de estos últimos días hay niños y jóvenes que sufrieron violencia y abusos de todo tipo. La política no debe perder nunca de vista la humanidad", explicó Elisabetta Trenta en su comunicado.

La víspera ya había enviado dos barcos para escoltar al "Open Arms", con la intención de evacuar a los 32 menores de edad que iban a bordo.

Open Arms aseguró que no tenía intención de atracar en Lampedusa por la fuerza. El jueves precisó en un tuit que los migrantes a bordo "saben que aún no hay puerto para ellos, pero ver tierra firme les calma".