El misterioso baile de rayos de dos estrellas en Escorpio

El sistema AR Scorpii fue descubierto hace más de 40 años, pero su verdadera naturaleza no se desveló hasta que comenzamos a observarlo en junio de 2015. A medida que avanzábamos, nos dimos cuenta de que estábamos ante algo extraordinario”… Estas son las palabras del astrofísico Tom Marsh que, junto con su equipo de investigadores de la Universidad de Warwick, acaba de publicar un artículo en la Revista Nature sobre uno de los fenómenos astronómicos más interesantes de los últimos años.

Para situarnos bien hemos de decir que el sistema AR Scorpii se encuentra a unos 380 años luz de distancia de nosotros dentro de la constelación de Escorpio. Se compone de dos estrellas enanas muy diferentes que giran rápidamente una alrededor de la otra. Una de ellas es una enana blanca que posee un tamaño similar al de la Tierra pero que tiene 200.000 veces más masa que nuestro planeta, la otra estrella es una enana roja fría que, a pesar de su nombre, también tiene una gran masa: aproximadamente un tercio de la masa de nuestro Sol.

Estas dos estrellas orbitan la una alrededor de la otra una especie de baile cronometrado que cuyo giro dura exactamente 3,6 horas. Por su parte, la pequeña enana blanca gira sobre sí misma a un ritmo preciso que dura 1.97 minutos.

Esta danza estelar de AR Scorpii representa todo un enigma para los astrofísicos. La radiación en diversas frecuencias observada en la estrella blanca indica que emite electrones a una gran velocidad pero los investigadores aún no saben cuál es el origen de estas emisiones.

Además este comportamiento es propio de las estrellas de neutrones (conocidas como Pulsar) sin embargo nunca antes se había detectado en enanas blancas, lo cual abre un gran abanico de posibilidades y nos indica que aún sabemos muy poco de las diferentes maneras en las que acaba la vida de una estrella.

Referencias científicas y más información:

T. R. Marsh, B. T. Gänsicke, S. Hümmerich, et al. “A radio-pulsing white dwarf binary star” Nature (2016) doi:10.1038/nature18620

ESA News: Una enana blanca azota a una enana roja con un rayo misterioso