El ministro del Interior, partidario de evaluar traslados de presos del 'procés'

En la imagen de archivo, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en el Palacio de la Moncloa en Madrid. REUTERS/Susana Vera

MADRID (Reuters) - El ministro español del Interior, Fernando Grande-Marlaska, se mostró el jueves a favor de evaluar un traslado a cárceles catalanas de los líderes independentistas que se encuentran en prisión provisional por el 'procés', aunque dijo que se trata de una decisión judicial y que por el momento no compete a su ministerio.

En momentos en que el juez instructor del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha comunicado ya el auto de procesamiento a los nueve líderes catalanes encarcelados en prisiones madrileñas a la espera de juicio por presunta rebelión, sedición y malversación, el ministro dijo que su situación "se podría y se debería evaluar".

"Cuando existe la posibilidad de que vaya a haber cinco meses, seis meses, de que una persona no va a ser requerida judicialmente, y siempre que conste la autorización del juez (...) se puede evaluar si las circunstancias personales pueden determinar un traslado que también ayude a mantener una vida personal o comunicación personal más fácil", dijo el ministro en una entrevista con la emisora Onda Cero.

Las declaraciones se producen después de que el nuevo Gobierno de los socialistas, que desalojaron del poder a Mariano Rajoy hace dos semanas mediante una moción de censura, haya realizado varios gestos para tratar de destensar la crisis política en Cataluña tras el impulso soberanista en la región.

El traslado de presos puede darse siempre que el juez considere que no hay ningún inconveniente que afecte a la instrucción de la causa, agregó el ministro del Interior.

Según Grande-Marlaska, los traslados de presos dependen de Instituciones Penitenciarias, un organismo del Ministerio del Interior, siempre que afecten a reclusos con sentencia firme.

Pero en el caso de los presos preventivos, como ocurre con los líderes catalanes, la decisión correspondería al magistrado instructor, explicó.

Entre los encarcelados se encuentran seis exconsejeros del Gobierno catalán, además de la expresidenta del Parlament Carme Forcadell y los exlíderes de las asociaciones civiles independentistas ANC y Òmniun Cultural Jordi Sánchez y Jordi Cuixart.

El juez Llarena confirmó en mayo el procesamiento del expresidente catalán Carles Puigdemont, que aguarda en Alemania una decisión sobre su extradición, y de una veintena de ex altos cargos por promover la independencia unilateral de Cataluña el año pasado.

La declaración secesionista llevó a la intervención de las instituciones de la región por parte del Gobierno central, una medida que se levantó tras la reciente formación de un nuevo Ejecutivo regional.


COMPROMISO PARA RETIRAR LAS CONCERTINAS

En otro anuncio realizado en la misma entrevista, Grande-Marlaska dijo que una de sus principales voluntades es retirar las concertinas de las vallas que separan los enclaves españoles en el norte de África de Ceuta y Melilla de territorio marroquí.

"Haré todo para que las concertinas puedan ser retiradas", dijo el ministro. "No es razonable ni aceptable ver a personas saltando la valla".

Para tratar de evitar los intentos de acceso a territorio español, el Gobierno desplegó una valla de cuatro metros de altura coronada por una malla antitrepa en la mayor parte de los 12 kilómetros de frontera, que también cuenta con unas polémicas concertinas - alambres de cuchillas - muy criticadas por las organizaciones humanitarias.

El comentario sobre las concertinas llega en momentos en que el barco humanitario Aquarius se dirige al puerto de Valencia con 629 inmigrantes a bordo, después de que el Gobierno español se comprometiera a acogerlos tras la negativa de Italia y Malta.

"Este Gobierno lo que ha hecho es asumir una responsabilidad ética...lo que estamos haciendo simplemente es un tema humanitario", concluyó.