El mensaje de una niña transexual en la Asamblea de Extremadura: “No permitan que nadie nos arrebate la felicidad”

Una niña transexual de 8 años, Elsa Ramos, se convirtió en la protagonista de la última sesión celebrada en la Asamblea de Extremadura. Fue durante el cuarto Pleno Escolar contra el bullying por LGTBIfobia que ha acogido la cámara extremeña.

La niña habló sin tapujos ante los representantes políticos extremeños presentes en la jornada y les lanzó varios mensajes que están causando sensación en las redes sociales. Su discurso ya supera el millón de visualizaciones en Twitter.

“Soy una chica transexual, vivo en Arroyo de San Serván y durante los cuatro últimos años he vivido un camino muy importante, el camino de mi felicidad”, dijo la pequeña para empezar.

Durante su poderosa intervención de apenas un minuto y medio, Elsa expresó su agradecimiento a los compañeros del colegio por haber mostrado su compresión ante la situación por la que pasa y a los vecinos de su pueblo por el respeto y la estima que le brindan.

Aún así, la pequeña lamentó los problemas diarios con los que se encuentran las personas transexuales: “Sigue siendo necesario recordar que tengo el derecho a ser llamada como yo siento y que, cuatro años después, las equivocaciones son un poco raras, como si alguien pudiera dudar de que soy una chica trans”.

Elsa Ramos forma parte del grupo Fundación Triángulo y su caso ya fue tratado en la Asamblea de Extremadura cuando su madre intervino desde el mismo atril ante los diputados.

La niña concluyó así su discurso: “Lo más importante que tengo que decir es lo siguiente: señores que se dedican a la política sigan, pese a las amenazas, haciendo leyes que reconozcan que las personas somos diversas. Por encima de todo, las personas transexuales tenemos el derecho a ser quienes somos. No permitan que nadie nos arrebate la felicidad”.