El mejor spot que se ha hecho jamás contra la evasión de impuestos

Si tratamos de imaginarnos un anuncio acerca de la evasión fiscal, lo normal es que pensemos en algo formal, con carácter institucional y poca creatividad. Es decir, nada que ver con la pieza que está dejando helados a los espectadores en Bélgica.

Lo primero que nos encontramos es un inquietante mensaje que nos avisa de que “algunas de las imágenes pueden herir la sensibilidad del público”. Y no les falta razón…

[Te puede interesar: La guerra de anuncios navideños arranca con alguna sorpresa]

A continuación vemos a un grupo de personas camufladas bajo unas máscaras y que entran en un edificio con no muy buenas intenciones. ¿Se trata de un banco que van a robar? En absoluto, es un hospital.

Lo que hacen los atracadores es llevarse material médico de todo tipo, desconectando las máquinas de personas enfermas e incluso a un bebé en una incubadora. Las imágenes son realmente duras.

El espectador no entiende lo que está ocurriendo hasta que llega al final de la pieza y lee el mensaje que explica la campaña: “Cuando las empresas no pagan sus impuestos, impiden el acceso de todos a los servicios públicos básicos, como los hospitales. Y son los más pobres los que pagan el precio”.

Detrás de la campaña se encuentra la ONG Oxfam, que busca denunciar que cada año los países pobre pierden alrededor de 100 millones de dólares a causa de la evasión fiscal, lo cual afecta principalmente a las personas con menos recursos.

Imagen del spot

 

 

 

 

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines