El marino español del siglo XIV que sembró el pánico e incendió Inglaterra mientras remontaba el Támesis

Fernando Sánchez de Tovar, sembró el pánico en Inglaterra provocando incendios mientras remontaba el rio Támesis en el siglo XIV (imagen vía Wikimedia commons)

El historiador y cronista Pedro López de Ayala escribió a finales del siglo XIV las ‘Crónicas de los Reyes de Castilla Don Pedro, Don Enrique II, Don Juan I, Don Enrique III’ en la que incluía una corta pero valiosa mención a la gesta realizada por el marino y militar Fernando Sánchez de Tovar quien, al mando de la una flota castellana, colaboró estrechamente con el Reino de Francia en la Guerra de los Cien años contra el Reino de Inglaterra: […]Ficieron gran guerra este año por la mar, e entraron por el río Artemisa [Támesis] fasta cerca de la cibdad de Londres, a do galeas de enemigos nunca entraron[…].

Con ello hacía referencia a la hazaña bélica protagonizada por este insigne marino que, incomprensiblemente, ha quedado prácticamente en el olvido en la mayoría de libros de Historia.

Fernando Sánchez de Tovar fue un hombre curtido en mil batallas, sirviendo lealmente a los reyes de Castilla Enrique II y Juan I y teniendo algún que otro problema con el monarca Pedro I, a quien no apoyó en favor del hermanastro de éste, Enrique. Esto le costó la enemistad con el rey Pedro, quien mandó matar al hermano de este insigne militar.

[Te puede interesar leer: La misteriosa epidemia medieval que afectó principalmente a las clases altas]

Pero el hecho por el que se tienen referencias sobre su vida es el que protagonizó siendo ‘almirante del Reino de Castilla’, estando al frente de una importante flota compuesta por una veintena de galeras franco-castellanas y con las que se le marcó la misión de navegar hasta Inglaterra, adentrarse por el rio Támesis (llamado por los castellanos de la época ‘río Artemisa’) y que fuera incendiando y devastando todas las poblaciones que encontrara por el camino. Ya tenía cierta experiencia en arrasar varias poblaciones inglesas e incluso la pequeña isla de Wight.

Fernando Sánchez de Tovar, conmandó una importsnte flota de galeras del Reino de Castilla como apoyo a Francia en la Guerra de los Cien años (imagen vía Wikimedia commons)

La misión estaba comandada junto a otro insigne almirante: Jean de Vienne, militar francés con el que ya había participado en varias exitosas batallas y con quien compartió la gesta del ataque a tierras inglesas.

A inicios del mes de julio del año 1380, Fernando Sánchez de Tovar junto a su flota de galeras zarpó de Sevilla, reuniéndose el día 8 de aquel mismo mes en el puerto francés de La Rochelle con Jean de Vienne. Ambos navegaron hacia el norte de Francia y desde el puerto de Harfleur partieron el 24 de agosto rumbo a Inglaterra.

Las naves de Tovar y Vienne se adentraron por la desembocadura del Támesis, sembrando el pánico entre los ingleses, quienes veían como poblaciones enteras eran arrasadas y se les prendía fuego.

El objetivo de este duplo de almirantes era sembrar de horror Inglaterra y que el mensaje le llegara al adolescente rey inglés Ricardo II, quien contaba con tan solo 13 años de edad y sabían que un ataque de tal envergadura lo haría temblar.

[Te puede interesar: El cuerpo de élite escocés que defendió los intereses del trono de Francia durante cuatro siglos]

Conocedor del daño que ya habían causado y como forma de enviarle un mensaje al monarca inglés, Sánchez de Tovar decidió no adentrarse hasta en mismo Londres, decidiendo en la población de Gravesend (a apenas una veintena de kilómetros de la capital inglesa) dar media vuelta, no sin antes arrasarla, tal y como había hecho con todas por las que había pasado.

Después de esta gesta y habiéndose ganado la confianza del nuevo rey de Castilla Juan I, Sánchez de Tovar se ocupó los siguientes años en controlar las rebeliones en Portugal, debido a que el monarca castellano había contraído matrimonio con la hereda al trono luso.

En 1384, estando en Lisboa al mando de la expedición enviada hasta allí por el rey de Castilla, Fernando Sánchez de Tovar enfermó debido a una epidemia de peste que afectó a la capital portuguesa falleciendo ese mismo año a bordo de la galera con la que tantas batallas había ganado.

Fuentes de consulta: elblogdecassia / abc / elrinconpoliticamenteincorrecto / elconfidencial
Fuentes de las imágenes: Wikimedia commons 1 / Wikimedia commons 2

[Te puede interesar: La hilarante, etílica y sangrienta Batalla de Karánsebes]

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines