El 'lathi', el arma policial india heredada de la época colonial

Por Abhaya SRIVASTAVA
1 / 4
Dos policías golpean con 'lathis' a dos hombres a bordo de una moto que circulaban demasiado cerca de una barricada en una calle en Mangalore, en el estado indio de Karnataka, el 20 de diciembre de 2019

Durante las recientes manifestaciones en India contra la ley de ciudadanía, considerada discriminatoria con los musulmanes, la policía reprimió a los manifestantes con 'lathis', unas porras que datan de la época colonial británica, que pueden resultar letales.

Al menos 27 personas murieron en las dos últimas semanas de manifestaciones, la mayoría por balas. Otro centenar resultaron heridas en enfrentamientos entre manifestantes y la policía antidisturbios, que hizo uso de estos palos de bambú.

En unas imágenes grabadas por la AFP y otros medios se ve a policías aporreando con estos 'lathis', aparentemente de manera indiscriminada, a transeúntes e incluso a menores. Estas escenas generaron la indignación de la población.

Un video en el que se ve a un grupo de mujeres musulmanas en Nueva Delhi tratando de proteger a un estudiante, que era golpeado con 'lathis' por la policía, inundó las redes sociales indias.

Las personas que ya han sido víctimas de estas porras, hechas de bambú o de plástico duro y de una longitud de entre 1,50 y 1,80 metros, afirman que los golpes dejan una sensación de entumecimiento en el cuerpo durante varios días.

Múltiples porrazos pueden romper huesos, paralizar e incluso matar a una persona.

En un principio, "utilizado para controlar a las masas, el 'lathi' se ha convertido en un arma mortal", afirmó a la AFP V. Suresh, secretario general de la Unión Popular para las Libertades Civiles (PUCL), un grupo de defensa de los derechos humanos.

Es "utilizado libremente, a tal punto que nos hemos acostumbrado. El 'lathi' es considerado como normal pero es un arma horrible", señaló Suresh, que estimó que "nada legitima su uso violento".

- Símbolo de un poder indiscutible -

El 'lathi' sería originario de Asia del sur, donde se empleaba en las artes marciales. Los señores feudales lo utilizaban igualmente para reprimir a los campesinos pobres, y se convirtió en símbolo de un poder y de una autoridad indiscutibles.

En India, empezó a generar miedo cuando los británicos lo usaron durante las protestas pacíficas a favor de la independencia de India a finales del siglo XIX y principios del XX.

Los británicos crearon incluso consignas sobre su uso. Por ejemplo, 'jabbing' significaba que había que golpear a la gente a la altura del vientre, y 'cutting' indicaba que se tenía pegar en el cuello y en la cabeza.

"El 'lathi' es una herencia de la dominación colonial británica", explicó a la AFP Syed Ali Kazim, profesor asistente de historia en la Aligarh Muslim University.

"Hay pruebas históricas evidentes de que Lala Lajpat Rai -un político que luchó por la independencia- murió al ser golpeado con 'lathis' en la cabeza en una manifestación contra los británicos", afirmó.

India se independizó en 1947, pero el 'lathi' siguió siendo utilizado, y no sólo por las fuerzas de seguridad.

La Rashtriya Swayamsevak Sangh (RSS, Asociación de Voluntarios Nacionales), un movimiento ultranacionalsita hindú que usa métodos paramilitares, próximo al primer ministro indio Nerendra Modi, los emplea durante sus ejercicios matinales.

La semana pasada, filas de miembros del RSS, vestidos con camisa blanca, desfilaron por las calles de Hyderabad (sur) al son de tambores, a lomos de caballos, y sosteniendo estos largos bastones.

"Los 'lathis' no son palos comunes. Se los moja, seca y a continuación se les aplica aceite. Son sometidos a un proceso [de fabricación] para convertirlos en arma mortal", declaró Suresh de la PUCL.

"Igualmente ponen hierro o acero en la punta para destrozar la piel. Esto puede mutilar y matar", asevera.