El otro lado oscuro de Airbnb: la guerra "silenciosa" entre anfitriones, inquilinos y vecinos

Airbnb se ha extendido como la pólvora. Numerosos barrios en todo el mundo tienen casas que alquilan mediante esta plataforma global. Sin dudas ha sido un éxito para los fundadores de esta empresa y para todos aquellos que promueven sus residencias por esta vía. Pero…, siempre hay un pero. ¿Qué ha estado pasando con los vecinos de los propietarios que han optado por este tipo de servicio?

Una residente de Manhattan Beach se ha vengando de sus vecinos pintando la pared exterior de su casa de un color rosado brillante con emojis en venganza, tras ser denunciada por alquilar la residencia a través de Airbnb. El enfrentamiento entre la mujer y el resto de la comunidad ha creado un drama local que refleja el desafío que ha traído la plataforma de alquileres a muchos barrios. (AP Photo/Natalie Rice)

Según Dan Weber, fundador de Airbnb Hell, un sitio web que recopila historias de terror entre anfitriones, inquilinos y vecinos de las casas de Airbnb, esta modalidad de alquiler de inmuebles no es tan benigna como la pintan. Tiene un lado oscuro del que poco se habla, pero que debería ser tomado en cuenta por la magnitud que ha ido alcanzando este tipo de negocio en múltiples comunidades del mundo.

Weber considera que son bastante frecuentes las disputas vecinales sobre Airbnb y otras propiedades para compartir casas. Vivir al lado de un alquiler de este tipo ya puede considerarse un riesgo.

"Las personas que se alojan en un alquiler de Airbnb generalmente están de vacaciones, y lo que sucede es que los vecinos terminan viviendo inadvertidamente al lado de una casa de fiestas", detalló al diario The Guardian.

El sitio creado por Weber se ha dado a la tarea de recoger múltiples testimonios de vecinos de Airbnb, en los que se quejan de los niveles de ruidos de los inquilinos, de disputas por los estacionamientos y del uso de drogas al lado de sus hogares.

Uno de los usuarios del sitio Airbnb Hell contó que tuvo que pasar “innumerables noches tratando de dormir y escuchando a personas borrachas, drogadas, rugiendo y gritando de noche o temprano en la mañana”.

Otro igual expuso su experiencia nefasta cuando tuvo que presenciar “un motín cerca de la casa cuando los asistentes a la fiesta borrachos gritaron y pelearon en el patio delantero”, y cómo la policía tuvo que intervenir tres veces en un día por las quejas ante tal desafuero de los inquilinos de la casa Airbnb.

Los acuerdos herméticos de Airbnb

Weber comentó a The Guardian que había tratado de investigar varias demandas contra la plataforma de alquiler, pero “el acuerdo hermético de términos de servicio de la compañía generalmente evita cualquier tipo de acción legal”. No obstante, él cree que puede haber una laguna legal en ese punto ya que los vecinos de una casa Airbnb “nunca dieron su consentimiento para esto".

De hecho, apuntó, ciudades como Nueva York y San Francisco han creado líneas directas para permitir que los vecinos denuncien alquileres ilegales a corto plazo en sus edificios.

"Si Airbnb hiciera un mejor trabajo al vigilar su propia plataforma, esto sería un problema menor", dijo. "Parece que eligen las ganancias sobre la seguridad, la salud y el bienestar de sus usuarios y vecinos".

Las casas pueden ser muy amigables para los nuevos inquilinos, pero generalmente pertenecen a una comunidad y las reglas pueden ser muy distintas a las que estás acostumbrado. ( Foto: Charles Trainor JR/Miami Herald/TNS via Getty Images)

Sin embargo, una portavoz de Airbnb consultada por el diario inglés dijo que desde 2016 tienen una “Herramienta de vecinos” para ayudar a los miembros de la comunidad a "ser buenos vecinos en los lugares que llaman hogar".

Es un formulario en línea permite a las personas que viven cerca de propiedades de alquiler a presentar quejas sobre ruido, fiestas, disturbios o disputas por espacios comunes como estacionamiento y recolección de basura. También pueden exponer cualquier preocupación en general.

"El alojamiento es una gran responsabilidad y aquellos que no cumplan con nuestros estándares y expectativas estarán sujetos a suspensión o remoción", argumentó la portavoz de la plataforma.

¿Crisis en el mercado inmobiliario?

Pero al parecer, no solo esta modalidad está impactando en los vecinos. También está teniendo su efecto en el mercado inmobiliario, ya que la economía del alquiler a corto plazo está siendo culpada por la caída de los mercados de la vivienda en ciudades como Los Ángeles, Barcelona y París, desplazando a los locales, y exacerbando la desigualdad urbana

Según el economista Apostolos Filippas en un artículo que escribió, titulado La tragedia de sus vecinos de arriba: ¿cuándo se internaliza la externalidad para compartir el hogar?, los alquileres a corto plazo pueden tener efectos positivos, como llevar dinero a las economías locales y los vecindarios que a menudo los turistas pasan por alto, pero a su vez pueden aumentar los costos de alquiler para los residentes locales.

“¿Airbnb hará que aumenten sus alquileres? Y quizás lo más importante, ¿qué hace por su calidad de vida?”, cuestiona Filippas en su análisis.

“¿Cómo se mide el ruido? El efecto que el ruido tiene en mí puede ser diferente de los efectos [que tiene] en otros”, dijo. "Al final, los extraños no están sujetos a las mismas normas sociales que los vecinos a largo plazo, y es posible que no se comporten de la misma manera", concluye en su escrito, que profundiza en el lado oscuro de Airbnb, del que poco se habla, pero que está generando una guerra “silenciosa” entre anfitriones, inquilinos y vecinos.