El jefe del Pentágono advierte a Siria sobre el uso de armas químicas

Por Laurent Barthelemy
1 / 2
El secretario de Defensa de EEUU, Jim Mattis, habla con varios periodistas a su llegada el 20 de abril de 2017 a Tel Aviv

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Jim Mattis, afirmó este viernes durante una visita a Israel que "no hay duda" de que Damasco conservó algunas armas químicas, y advirtió al régimen del presidente de Siria, Bashar al Asad, que no haga uso de ellas.

Mattis hizo estos comentarios al iniciar una visita a Israel, cuyos líderes apoyaron claramente un bombardeo punitivo de Estados Unidos contra una base aérea siria tras un supuesto ataque químico del régimen de Damasco.

"No hay duda para la comunidad internacional de que Siria conservó armas químicas violando sus acuerdos y sus promesas de que iba a deshacerse de ellas", dijo Mattis en conferencia de prensa conjunta con su homólogo israelí, Avigdor Lieberman.

"Se trata de una violación de las resoluciones de Naciones Unidas", añadió. Siria cometería un "grave error si intentara usar de nuevo" esas armas químicas. "Lo hemos dejado claro con nuestro ataque" punitivo contra la base militar siria, aseguró el jefe del Pentágono.

Según una fuente militar israelí, el Gobierno sirio conserva en su posesión "algunas toneladas" de armas químicas.

Medios israelíes lo cifran entre una y tres toneladas. Lieberman no hizo comentarios al respecto en la conferencia de prensa de este viernes.

Asad, que cuenta con el apoyo militar de Rusia, ha negado que sus fuerzas usaran armas químicas el 4 de abril al bombardear la localidad de Jan Sheijun, en la norteña provincia de Idlib. "Es un invento al 100%", dijo el presidente sirio.

El régimen de Damasco asegura haberse deshecho de todas sus armas químicas en 2013, tras un acuerdo entre Rusia y Estados Unidos sobre el desmantelamiento del arsenal químico de Siria, que recibió el aval del Consejo de Seguridad de la ONU.

- Reunión con Netanyahu -

Mattis se entrevistará con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que fue recibido en la Casa Blanca a mediados de febrero por el presidente Donald Trump, así como con el presidente israelí, Reuven Rivlin.

Israel y Estados Unidos tienen estrechas relaciones estratégicas desde hace mucho tiempo. Washington proporciona al Estado hebreo más de 3.000 millones de dólares anuales en ayuda militar. Esa suma pasará a 3.800 millones a partir de 2018 y por un período de diez años.

El jefe del Pentágono quiere "escuchar directamente a los más altos responsables israelíes sobre sus preocupaciones actuales y lo que esperan de la nueva administración" Trump, según un responsable de Defensa que requirió el anonimato.

En primer lugar de las preocupaciones de Israel figura la influencia de Irán en la región, que también denuncia Washington.

"Allá donde se mire" en Medio Oriente "si hay problemas, es porque está Irán", acusó el miércoles Jim Mattis tras reunirse en Riad con el rey Salman de Arabia Saudí y el ministro de Defensa de este país, Mohamed bin Salman.

Israel se preocupa por la presencia en Siria del libanés Hezbolá, apoyado por Teherán, y de fuerzas iraníes que ayudan militarmente al régimen de Bashar al Asad.

"Al establecerse de forma duradera en Siria con el apoyo del Hezbolá, Irán quiere constituir un eje territorial que una su territorio con Líbano, pasando por Irak y Siria, lo que pondría en peligro la seguridad de Israel", explicó recientemente el ministro de Inteligencia israelí, Israel Katz.

La presencia de Hezbolá ha conducido al Estado hebreo a bombardear convoyes con suministro de armas destinadas a estas milicias chiíes, lo que complica aún más la ya intrincada situación en Siria.

Israel y Siria vivieron su incidente más grave en seis años el pasado mes de marzo. Un bombardeo israelí cerca de Palmira (centro) contra objetivos que, según Israel, estaban vinculados a Hezbolá, provocó una réplica antiaérea del ejercito sirio y el disparo de un misil que fue interceptado cuando se dirigía a territorio israelí.

Liebermann amenazó entonces con destruir las defensas antiaéreas de Siria "sin la menor duda" si un incidente similar volvía a producirse.

- Tensiones sobre Irán -

Las relaciones entre Israel y Estados Unidos fueron tensas bajo la presidencia de Barack Obama.

Las disensiones alcanzaron su punto álgido con el acuerdo sobre el programa nuclear cerrado en 2015 entre Teherán y las grandes potencias, defendido por Obama y duramente atacado por Netanyahu.

Trump, por su parte, calificó este acuerdo como "el más estúpido" de los que había conocido. El jueves denunció que Irán no respetaba el "espíritu" del acuerdo y añadió que Estados Unidos adoptaría próximamente una posición al respecto.

Otra prueba de las estrechas relaciones entre los dos países es la próxima entrega de tres F-35 al Estado hebreo, que se suman a otros dos entregados en diciembre. Estos aparatos forman parte de los 50 que Israel ha aceptado comprar al gigante aeronáutico Lockheed Martin.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines