El insólito método de un italiano para mantener la distancia social en lugares públicos ante el coronavirus

·3 min de lectura

Por Gerardo Fernández-. La actual pandemia de coronavirus que se extiende a pasos agigantados por casi todo el planeta ha desatado el pánico y obligado a las autoridades políticas y sanitarias a emitir constantes avisos a la población.

Uno de estos tiene que ver con la interacción entre dos personas para evitar que alguien enfermo contagie a otros. En no pocas ciudades ya se cancelaron todos los actos culturales, políticos, deportivos y religiosos que impliquen la asistencia de varios cientos de personas.

Otra de las medidas, para quienes continúan saliendo a la calle a comprar medicinas o alimentos ha sido la de mantenerse preferentemente a una determinada distancia uno del otro. Y sobre esto no han escaseado las bromas.

Italiano usa un círculo de cartón gigante en un mercado para marcar la distancia a mantener en lugares públicos. (Foto: Captura de Instagram)
Italiano usa un círculo de cartón gigante en un mercado para marcar la distancia a mantener en lugares públicos. (Foto: Captura de Instagram)

Acogido a esta recomendación, un hombre residente en el barrio de Testaccio, en Roma, se apareció en un mercado ataviado con un enorme círculo de cartón a la cintura, como si fuera uno de los casi extintos CD o de un enorme disco de acetato, que imposibilita que el resto de los compradores sobrepase el límite aconsejado por las autoridades sanitarias.

Es una exageración, ya lo sabemos, pero lleva mucho de verdad en materia de prevención y da muestras del ingenio y el sentido del humor de muchos italianos en medio de la calamidad que azota a su país, el segundo más golpeado del mundo, con 1,266 fallecimientos hasta las 5 pm del viernes, hora local.

En un video compartido en las redes sociales, se puede ver al hombre tomándose muy en serio las estrictas nuevas reglas impuestas por quienes llevan las riendas de las ciudades y de todo el país, mientras deambula por los pasillos del comercio llevando consigo su enorme disco anaranjado.

Y como este dispositivo casero le impide a la vez acercarse a los anaqueles para tomar los alimentos que desea comprar, el sujeto lleva en su mano uno de esos bastones con una pinza en la punta que son empleados para recoger basura en los parques y en la propia calle.

Sobre todo al norte de Italia, las autoridades ordenaron el cierre de escuelas y trabajos, dejando abiertas solamente aquellas compañías que sean consideradas como "esenciales para la producción".

(Photo by Franco Origlia/Getty Images)
(Photo by Franco Origlia/Getty Images)

También se decidió la cancelación de eventos de todos los tipos y el envío de la mayoría de los residentes a sus casas, una de las medidas más eficaces para reducir los contagios.

Solo permanecen abiertos unos pocos supermercados, tiendas de alimentos y farmacias, previamente seleccionados, al tiempo que las calles son vigiladas por la policía, los bomberos y en algunos casos el ejército.

Es en estos espacios todavía abiertos donde las personas deben mantener una distancia de al menos un metro entre sí. El próximo 25 de marzo se decidirá si se mantiene esta medida o si ya es hora de permitir la libre circulación.

Cuando todo haya pasado, este círculo protector de cartón, obra del ingenio de un italiano, debería quedar para un museo de las ocurrencias humanas en tiempos de peligro, dolores y calamidades.