El ingeniero jubilado que lleva más de 20 años siendo la peor pesadilla de Endesa

Antonio Moreno Alfaro tiene un propósito en esta vida, denunciar las irregularidades en el sector eléctrico. Algo que lleva haciendo desde hace más de 20 años, cuando le despidieron por, como él mismo ha contado a El País, no querer formar parte de una actividad poco transparente. Le mandaron a la calle con 51 años y cuatro hijos. Desde entonces se ha convertido en la peor pesadilla de Endesa.

Antonio Moreno lleva más de dos décadas batallando contra Endesa. (Foto: Getty Images)

Según relata el mencionado diario, la batalla de Moreno comenzó exactamente el 7 de noviembre de 1994, fecha en la que le echaron de su trabajo. Aquel día, este ingeniero sevillano robó una carpeta antes de abandonar las instalaciones en la que figuraba la documentación que apoyaba su versión de que había sido despedido por no querer participar en algo poco limpio. Ese algo poco limpio implicaba la reunión entre cinco fabricantes de contadores para repartirse el mercado. Aquella, contra Landis & Gyr., fue su primera denuncia,su primer caballo de batalla.

Desde entonces, este ahora jubilado de 75 años ha emprendido muchas más, unas con más éxito que otras y algunas que le han llevado a denunciar hasta a expresidentes del Gobierno como José Luis Rodríguez Zapatero y José María Aznar por falsedad documental y porque, según él, permitieron un fraude relativo a los contadores que implicaba que estos marcasen más de lo consumido.

Cuenta a El País que cada día sigue una misma rutina de levantarse pronto y bucear en papeles y más papeles en busca de irregularidades que sacar a la luz y llevar al juzgado. La última la que le ha convertido en objeto de titulares, su reclamación de 11 millones de euros a Endesa.

La cifra la reclama no para sí, sino para los consumidores andaluces. Aparte estaría la sanción que cree que le deberían imponer a la eléctrica por haber cometido durante años una infracción en el precio del alquiler de los contadores. Una denuncia la suya que llueve sobre mojado, ya que es algo que desde Facua denunciaron en 2014 consiguiendo que la Administración obligase a Endesa a devolver el exceso de facturación y a pagar una sanción que Moreno califica de demasiado baja.

Este ingeniero especializado en detectar infracciones y denunciarlas, se queja a El País de que las sanciones que se le suelen imponer a Endesa son más bajas de lo que debieran. En el caso que le está ocupando actualmente, el de los contadores, explica que es una irregularidad que se habría producido desde 2010 y que se habría cobrado 0,33 euros de más cada mes a cada usuario.

Sus caballos de batalla han sido muchos y pueden consultarse en la web que tiene habilitada para ir informando de lo que descubre y los procesos. Uno de ellos, que salió adelante, fue cuando denunció que Endesa quería cobrar 9,8 euros por derechos de enganche a los nuevos contadores y tanto la Comisión Nacional de la Energía como el Ministerio de Industria lo prohibieron tras recibir su queja.

Desde Endesa también ha contraatacado y hace nueve años le denunciaron, aunque no prosperó, por intromisión ilegal en el derecho al honor y pidieron el cierre de estafa.com, que sigue abierta. “La sentencia dice que el derecho al honor tiene menos prioridad que el derecho a la información cuando es veraz y de interés general”, ha explicado a El País.