El infierno escondido en el interior de TikTok sale a la luz

·4 min de lectura
Oficinas de TikTok en Culver City, California.  (Foto: Mario Tama/Getty Images)
Oficinas de TikTok en Culver City, California. (Foto: Mario Tama/Getty Images)
  • Trabajadores revelan al WSJ el infierno sufrido formando parte de TikTok

  • Confiesan que la media de reuniones semanales alcanzaba las 85 horas

  • La empresa fomenta la competitividad extrema entre sus empleados

Daniel Fez con sus "tutoriales", Ginés con su “¡que empape!”, bailes, gatitos... No cabe duda de que TikTok puede ser un lugar maravilloso. Su formato de micro vídeos hace que cualquier momento sea perfecto para ver uno o dos vídeos, echar unas risas, y a seguir con tu vida. La fórmula de este coloso chino no es nueva: la inauguró Snapchat y con posterioridad ha continuado Instagram y YouTube emulando este modelo; sin embargo, nadie ha conseguido igualar lo gratificante que resulta abrir la app y ver vídeos sin fin. Pero lo que pocos podían imaginar es que, entre bambalinas, los empleados de TikTok podrían estar viviendo una suerte de infierno, según ha reportado el Wall Street Journal.

Este medio ha recogido el testimonio de algunos ex empleados de la sede en Estados Unidos que han informado de una cultura tiránica de empresa en la que los trabajadores, al parecer, son sometidos a una elevada presión que iría más allá de la legalidad laboral.

Por un lado, las condiciones de trabajo: estos ex empleados confiesan que la media de reuniones semanales alcanzaba las 85 horas (hacemos los cálculos por ti: 17 horas de reuniones al día si la semana laboral fuera de cinco días...).

Reportan asimismo que se les obligaba a trabajar de forma ininterrumpida durante las noches, situación que únicamente evitaban si presentaban algún informe médico en el que se alertara de que la salud del empleado corría riesgo de muerte.

Ejemplos concretos de situaciones límite

Muchos de los que pasaron por estas sedes vivieron notorios cambios de peso y algunos requirieron terapia dado la severidad de sus afecciones derivadas del estrés. Otros han informado de situaciones de falta de sueño derivada de tener que quedarse a trabajar los fines de semana y mantener reuniones en diferentes husos horarios (que en muchas ocasiones tenían lugar en sus horas de descanso).

El reportaje del WSJ incluye un desgarrador ejemplo que da buena nota de la situación de terror y presión: una joven prefirió no sustituir un tampón y manchó sus pantalones para evitar abandonar una reunión.

También te puede interesar:

TikTok es en estos momentos la red social más de moda. Foto: Getty Images.
TikTok es en estos momentos la red social más de moda. Foto: Getty Images.

Lo peor del asunto es que los trabajadores que han informado al WSJ de esta alarmante situación eran veteranos del sector y habían sido empleados en otras compañías, de lo que se deduce que eran conocedores del estrés y la exigencia en el trabajo.

Una responsable de producto de la firma confesó que padeció una severa pérdida de peso y que era habitual cenar en el trabajo durante videoconferencias. Esta situación forzó un distanciamiento con su marido que requirió una posterior terapia de pareja.

Perdió contacto con sus padres y comenzó a padecer severos problemas para conciliar el sueño. Esta empleada perdió tanto que llegó a escribir en una red social que si llega a saber cómo era el trabajo, jamás lo hubiera aceptado.

Guerras fratricidas por ver quién trabaja mejor

Con todo, los ex empleados reconocen la gran atracción que se sentía en la montaña rusa de emociones que se vivía en un lugar como TikTok.

Si se rendía y se aguantaban las maratonianas jornadas, todo iba bien… o tal vez no: otro empleado confiesa que su romance con TikTok terminó abruptamente cuando se negó a quedarse los fines de semana a trabajar pese a llevar en fecha sus proyectos. Su jefe fue rotundo: un “aquí no funcionan así las cosas”, ante la evidente queja de este empleado.

Movidos por una productividad extrema, en TikTok otra de las armas que se empleaba era fomentar la competitividad interna.

En este reportaje se recoge cómo solía ser habitual encontrarse a varios equipos trabajando de forma simultánea en un mismo proyecto para ver cuál de ellos lo terminaba antes.

No cabe duda de que esta táctica forzaba a los equipos a dar lo mejor de ellos, pero fomentó un efecto secundario preocupante: la paranoia entre los propios compañeros a los que contemplaban como rivales.

También te puede interesar | VIDEO: TikTok lanza TikTok Library, una nueva forma de crear videos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente