El hijo de la periodista asesinada en Malta señala al Gobierno como cómplice en una dura carta

“Mi madre fue asesinada porque permaneció de pie entre la ley y quienes buscan violarla, como muchos periodistas fuertes”. Así comienza la carta que Matthew Caruana, hijo de la periodista de investigación maltesa asesinada el pasado lunes, ha publicado en su muro de Facebook. Daphne Caruana Galizia, que se había convertido en el azote del Gobierno del país y de las autoridades corruptas, falleció al estallar la bomba lapa colocada bajo su coche.

Ahora, tras su asesinato, su hijo Matthew ha convertido su muro de Facebook en un escaparate para denunciar la situación del país y las circunstancias que llevaron a la muerte a su madre. En una carta publicada el día después del atentado, relata el inferno de intentar averiguar cómo abrir la puerta mientras dos policías le miraban sin hacer nada y acusa directamente a las principales autoridades del país de ser cómplices de la muerte de su madre.

Un duro y gráfico testimonio por el que él mismo pide disculpas en algún momento. Esta es la transcripción del texto escrito por Matthew Caruana:

“Mi madre fue asesinada porque permaneció de pie entre la ley y quienes buscan violarla, como muchos periodistas fuertes. Pero ella también fue objetivo porque era la única persona que lo hacía. Esto pasa cuando las instituciones del estado están incapacitadas: la última persona que queda de pie es un periodista. Lo cual la convierte en la primera persona muerta.

Nunca voy a olvidar, correr alrededor del infierno en el campo, tratando de encontrar una manera de abrir la puerta, el claxon del coche todavía a todo volumen, gritando a dos policías que habían encontrado un solo extintor. Me miraban fijamente. “Lo siento, no hay nada que podamos hacer”, dijo uno de ellos. Miré hacia abajo y había partes del cuerpo de mi madre a mi alrededor. Me di cuenta de que tenían razón, era inútil. ” ¿Quién está en el coche?”, me preguntaron. “Mi madre está en el coche. Está muerta. Ella está muerta por culpa de su incompetencia”. Sí, incompetencia y negligencia como resultado para prevenir que esto pasase.

Siento ser tan gráfico, pero así es la guerra, y tienes que saberlo. Esto no fue un asesinato ordinario y no fue una tragedia. Es trágico que alguien sea atropellado por un autobús. Cuando hay sangre y fuego a tu alrededor, es la guerra. Somos un pueblo en guerra contra el estado y el crimen organizado, que se han convertido en indistinguibles.

Unas horas más tarde, mientras el payaso del Primer Ministro estaba haciendo declaraciones al Parlamento acerca de una periodista que pasó durante una década demonizando y acosando, uno de los sargentos de policía que supuestamente estaba investigando su asesinato, Ramón Mifsud, publicado en Facebook, “Todo el mundo consigue lo que se merecen, excremento de vaca! Me siento feliz :)”.

Sí, aquí es donde estamos: un estado mafioso donde ahora puedes cambiar el sexo en tu DNI (¡Gracias a Dios por eso!) pero donde te vuelan en pedazos por ejercer tus libertades básicas. Solo para personas que se supone que tienen que protegerte y en lugar de eso lo celebran. ¿Cómo hemos llegado aquí?

Una cultura de la impunidad ha sido permitida por el gobierno de Malta. Es poco consuelo que el Primer Ministro de este país di que “no descansará” hasta que los autores sean encontrados, cuando encabeza un gobierno que alienta esta misma impunidad. Primero llenó su oficina de ladrones, después llenó la policía de ladrones e imbéciles, después llenó la Corte de ladrones e incompetentes. Si las instituciones funcionasen , no habría asesinato que investigar y mis hermanos y yo aún tendríamos una madre.

Joseph Muscat, Keith Schembri, Chris Cardona, Konrad Mizzi, the Attorney General y una larga lista de comisarios de policía que no actúan: vosotros sois cómplices. Vosotros sois los responsables de esto.”

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines