El hijo de Jose María Aznar recomienda no invertir en España

Jose María Aznar siempre se ha vanagloriado de ser un patriota. Pero parece que su amor por España no es compartido por sus hijos, a menos más allá de lucir pulseras o polos con la  Rojigualda. Al menos eso es lo que parece tras conocerse que Jose María Aznar Botella, vástago del expresidente del Gobierno y de la exalcaldesa de Madrid, ha recomendado al fondo de inversión Cerberus, para el que trabaja como asesor, que no invierta su dinero en nuestro país.

Según una notica publicada en El Confidencial, el hijo mayor del presidente de honor del PP hizo esta recomendación hace dos semanas, en una teleconferencia con los responsables de Cerberus. Este fondo oportunista presentó el año pasado una oferta de 2.000 millones de euros para hacerse con nada más y nada menos que 48.000 activos inmobiliarios de Bankia -hagan las cuentas, salen a unos 41.000 euros por cada piso, solar, parking o local- fue rechazada por el equipo que dirige José Ignacio Goirigolzarri.

(José María Aznar Botella y su mujer, Mónica Abascal)

Jose María Aznar Jr. trabaja como asesor financiero desde 2012, y gracias a sus consejos varios fondos buitres ha sido capaz de hacerse por poco dinero con activos tan atractivos como algunos bloques de viviendas sociales de Madrid. Según denuncian las asociaciones de Afectados por la venta de viviendas de la EMVS y la de la Lucha Contra la Corrupción , Aznar Jr medió en la venta al fondo Blackstone de 1.890 viviendas públicas a través de la Empresa Municipal de la Vivienda Social, de la que su madre era responsable en 2013, por 128,5 millones de euros. Una vez más, hagan las cuentas: salen a 67.989 euros por vivienda, una auténtico chollo para una ciudad como Madrid.

Como señala El Confidencial, Aznar Jr. fue contratado por Cerberus pese a su poca experiencia en el mundo de la intermediación, y pese a que el fondo cuenta desde hace años con un departamento entero que se responsabiliza de este tipo de operaciones.  

En los últimos tres años, los fondos como Cerberus han aprovechado la coyuntura económica de nuestro país para hacerse con activos inmobiliarios a precios irrisorios que ahora pueden vender a precio de mercado, consiguiendo en muy poco tiempo grandes beneficios.