El gobierno de Hong Kong dispuesto a calmar la situación, según la prensa

La policía lanzó gases lacrimógenos y balas de goma contra manifestantes opuestos a un proyecto de ley que autoriza las extradiciones a China, en Hong Kong el 12 de junio 2019

El gobierno de Hong Kong parece dispuesto a aplazar el voto sobre el polémico tratado de extradición a China, que provocó masivas manifestaciones en los últimos días, indicaron varios medios de prensa.

La jefa del gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, organizó una reunión de urgencia con sus principales consejeros para buscar una vía de salida a la crisis, informó el diario South China Morning Post.

Por su parte, responsables chinos celebraron una reunión en la ciudad vecina de Shenzhen para analizar la situación.

El viernes se multiplicaban los llamados de su propio campo político, incluidos parlamentarios favorables a Pekín, a ceder a las demandas de la población.

"¿No tendríamos que calmar a los ciudadanos? Creo que aplazar un poco (el proyecto de ley) no estaría mal", declaró una diputada favorable a Pekín al canal de televisión i-Cable News Ann Chiang.

Sin embargo, otros parlamentarios oficialistas aconsejaron a Lam que no ceda ante los manifestantes.

"Si el gobierno cede a la violencia y a las influencias exteriores, a largo plazo Hong Kong será ingobernable", dijo a los periodistas una parlamentaria, Regina Ip.

Los organizadores de las protestas llamaron a una nueva manifestación masiva el domingo y a una huelga general el lunes.