El G-20 acuerda reducir la emisión de potentes gases de efecto invernadero

Los líderes asistentes a la cumbre del Grupo de las 20 mayores economías del mundo en San Petersburgo, Rusia, acordaron el viernes disminuir el uso de ciertos potentes gases de efecto invernadero, conocidos por dañar al medio ambiente. En la imagen de archivo, las torres de enfriamiento y chimenenas de una planta de energía de carbón cerca de un área residencial en Pekín, el 1 de junio de 2012. REUTERS/David Gray

WASHINGTON (Reuters) - Los líderes asistentes a la cumbre del Grupo de las 20 mayores economías del mundo en San Petersburgo, Rusia, acordaron el viernes disminuir el uso de ciertos potentes gases de efecto invernadero, conocidos por dañar al medio ambiente.

La Casa Blanca citó el acuerdo para cooperar en disminuir gradualmente el uso de hidrofluorocarbonos (HFCs), gases usados en neveras, aparatos de aire acondicionado y algunos equipos médicos, como uno de los "acuerdos más significativos" de la cumbre.

"Este compromiso marca un importante paso adelante en abordar los HFCs - gases de efecto invernadero altamente potentes cuyo uso ha aumentado rápidamente - mediante el mecanismo del Protocolo de Montreal", dijo la Casa Blanca en una nota.

Abordar los HFCs también tiene beneficios climáticos y puede reducir hasta un 90.000 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) equivalente desde ahora hasta 2050, dijo la Casa Blanca.

El Protocolo de Montreal es un tratado internacional establecido en 1987 que se centra en la producción de varias substancias conocidas por vaciar la capa de ozono del planeta. Las especificaciones del acuerdo serán discutidas en la próxima reunión del protocolo en octubre en Bangkok.

Además, China y Estados Unidos, los mayores emisores de gases de efecto invernadero del mundo, acordaron tomar nuevas medidas para disminuir progresivamente los HFCs tras un pacto de cooperación en junio.

Ambos países acordaron crear un grupo de contacto para explorar asuntos específicos, como el apoyo tecnológico y financiero para países en desarrollo bajo el Protocolo de Montreal, iniciativa que marcó el inicio del uso formal del protocolo para abandonar los HFCs.

John Podesta, presidente del centro de estudios liberal Center for American Progress, dijo que el paso dado por China y Estados Unidos era un hito que "sale de las históricamente estancadas negociaciones climáticas de Naciones Unidas para combatir HFCs".

El plan de acción climática del presidente estadounidense, Barack Obama, anunciado en junio, llama a Estados Unidos a mostrar un liderazgo internacional respecto al cambio climático.

Parte del esfuerzo involucra el esfuerzo de Estados Unidos con países para incluir los HFCs dentro del Protocolo de Montreal.

El Gobierno también llamó a los países a dejar de invertir en plantas de energía de carbón en el exterior dentro de su estrategia climática internacional.

En la víspera de la cumbre del G-20, cinco países escandinavos apoyaron el miércoles el llamamiento de Obama a terminar con la financiación exterior de plantas de carbón.

/Por Valerie Volcovici/