El fiscal pide ocho años para la joven acusada de arrancar de un mordisco la lengua a su novio

Ocurrió en junio de 2017, tras una discusión y una ruptura. Ella dice que lo hizo de manera inconsciente, que él la estaba ahogando y no recuerda muy bien cómo ocurrió todo. La versión de la otra parte es que tras pedirle un beso de despedida, la joven le propinó un mordisco arrancándole parte de la lengua y después se marchó dejándole allí desangrándose, como relata el portal de noticias El Taquígrafo. El fiscal pide para esta joven de Barcelona ocho años de cárcel.

El fiscal pide ocho años de prisión para ella. La joven asegura que morderle la lengua a su novio y arrancársela fue un acto inconsciente porque él la estaba ahogando. (Foto: Getty Images)

En esta historia hay dos versiones y una consecuencia final, un juicio en el que se juzga a una joven de 20 años, Adaia, por haberle arrancado de un mordisco la lengua a su novio, al que había conocido unos meses antes a través de Internet. Aunque en su testimonio a El Taquígrafo ha asegurado que se trataba de su profesor, 20 años mayor que ella.

Ambos se conocieron e iniciaron una relación en diciembre de 2016 que rompieron dos meses más tarde. Él, cansado de los cambios de humor de la joven, la dejó. No se lo tomó muy bien y al parecer la pagó con objetos de la casa de él. Poco después se reconciliaron retomando su vida como pareja. Pero lo que les separó en febrero volvió a hacerlo en junio.

Discutieron, rompieron y Adaia se fue para volver poco después arrepentida y pidiendo perdón. Se abrazaron y ella le pidió un último beso al que por unos meses había sido su novio. Entonces fue cuando le mordió y se fue. Un vecino llamó a emergencias.

Esa es una versión, por la que el fiscal pide 8 años de prisión para la joven. Hay otra. La que ella ha contado a medios como La Sexta y El Taquígrafo. A la mencionada cadena de televisión le ha negado que eso sea lo que ocurrió y explicado que sufría malos tratos. "Me cogió, se puso encima y cuando pasó eso me estaba ahogando”, ha relatado.

Es lo mismo que ha contado en El Taquígrafo, donde ha explicado que vivía atrapada por su novio, que la controlaba, la maltrataba, la violaba y la amenazaba y que el día de autos se puso encima de ella dejándola sin respiración.

“Ya no sé si por inercia del cuerpo, estaba medio inconsciente o que, al intentar respirar y estar totalmente atrapada se cerró la boca… o la cerré, pero créeme con total inconsciencia”, cuenta Adaia, quien ha denunciado a su ya expareja por malos tratos pidiendo para él un año de cárcel.

Ahora será el juez quién decida, en base a las pruebas, quién cuenta la verdad de lo ocurrido.