El final feliz de un perrito callejero hallado dormido en el pesebre de un Nacimiento

Rodrigo Neria Cano
·2 min de lectura
Foto: Twitter vía @MtyFollow
Foto: Twitter vía @MtyFollow

Nádia Rosângela salió de paseo con su esposo e hijo, de dos años, en el municipio de Inhuma en el estado de Piauí, en Brasil. Mientras caminaban por la plaza, se acercaron a ver el pesebre que estaban montando y se asombraron al ver que, en el pesebre destinado para la figura del niño Dios, estaba un perrito callejero durmiendo.

En entrevista con el medio local Cidadeverde, Rosângela mencionó "Cuando fuimos a ver la cuna nos encontramos con un cachorro durmiendo en el pesebre. Una imagen muy bonita, sobre todo para los cristianos".

"Estuvo dormido todo el tiempo. Llegaron otras personas, tomaron fotos, se admiraron, siguieron hablando y el cachorro estaba en un sueño maravilloso. Se movió un poco y luego se durmió completamente", narró la mujer.

La brasileña le tomó fotos y las difundió en redes sociales. Las imágenes se hicieron virales y muchas personas le pidieron ayuda para localizar al perro y adoptarlo, desafortunadamente, al siguiente día ya no estaba en el pesebre.

Sobre ello, Nádia dijo al citado medio, "Me emocioné e imaginé cómo Jesucristo está presente en tantas cosas, en tantas criaturas, en tantos seres. Para mí, ese cachorro era Jesús haciéndose presente. Lamentablemente no lo traje a casa porque ya tengo tres perros y 12 gatos adoptados. En donde trabaja mi madre, también ayudan a una familia de gatos. Se presentaron varias personas queriendo adoptarlo y yo estoy tratando de encontrarlo. Con fe en Dios será adoptado".

Dos días después hallaron al perro y descubrieron que en realidad era una perrita y que no estaba sola, ya que estaba acompañada de, lo que creen, es su hermana.

"Fue un final feliz. La perrita del pesebre fue muy difícil de atrapar. Parece que fue maltratada en las calles. Pero cuando la persona que la adoptó la recogió, ella se quedó tranquila, parecía que entendía que tendría una tutora", dijo Nádia Rosângela a Cidadeverde.

La mujer agradeció el interés de todas las personas por el perro y aseguró que recibió mensajes de Sao Paulo, "Aunque sabemos que hay muchos animales abandonados, nos sentimos con el corazón y la conciencia más livianos porque sabemos que, al menos, estos dos perritos no tendrán hambre, ni frío, ni serán maltratados en las calles".

También debes ver:

A TV Azteca no le importa la pandemia y la cena con sus estrellas lo demuestra

La indignante denuncia de un padre al que obligan a trabajar en su día de descanso

Chofer de combi pierde el control, casi arrolla a unos, se estrella con local de comida... y por poco lo linchan

Héroe sin capa: Taxista regala viajes a médicos por ser guerreros contra el COVID-19