El Ferrari de los hinchables ya está aquí y te cabe en el maletero del coche

Quien más quien menos, todos nos hemos relajado en una piscina o en el mar tumbados en una colchoneta hinchable. En los primeros modelos tocaba tirar de pulmón, más tarde salieron los infladores de pie y ahora es bastante común ver motores que se encargan de la incómoda tarea del llenado de aire.

Habrá quienes piensen que este sector no puede evolucionar mucho más, pero no podrían estar más equivocados. Los fabricantes se han lanzado a una vertiginosa carrera por diseñar productos que disparen el confort y ocupen el mínimo espacio cuando están plegados. Y en esa competición la empresa DDD Manufaktúra ha pegado un sprint que nos ha dejado a todos boquiabiertos.

El catamarán hinchable incluye cubierta para tomar el sol. Imagen via Portless Catamaran
El catamarán hinchable incluye cubierta para tomar el sol. Imagen via Portless Catamaran

Su última creación es el Portless Catamaran, un espectacular barco hinchable de dos pisos, con capacidad para 6 personas y con paneles solares incorporados que alimentan un motor eléctrico que lo convierte en navegable. Y lo más increíble de todo: ¡cabe en el maletero del coche!

La clave de esta innovación es que han conseguido que el barco pese solo 120 kilos, por lo que no requiere un motor de gran potencia para desplazarse por el mar. La compañía asegura que con la batería que lleva y los paneles solares, es perfectamente factible pasar el día fuera (teniendo en cuenta que no es un vehículo pensado para recorrer largas distancias, sino para ir a calas o buscar espacios tranquilos mar adentro).

Así luce el sorprendente modelo de barco hinchable. Imagen via Portless Catamaran
Así luce el sorprendente modelo de barco hinchable. Imagen via Portless Catamaran

Otro de los aspectos más notables es que el despliegue del catamarán puede realizarse en menos de 10 minutos, ya que no es necesario desmontar sus piezas para hincharlas por separado. Esto sí ocurre con el modelo superior, que eleva la capacidad a 8 personas y está enfocado a un uso menos casual.

Los precios del Portless Catamaran oscilan entre los 12.000 y los 24.000 euros, un desembolso que no está al alcance de cualquier bolsillo pero que está a años luz de lo que vale un barco tradicional. Y no olvidemos el ahorro que supone no tener que pagar combustible ni el amarre en un puerto

El reason why detrás de este producto es muy similar al de las tablas de paddle surf, que están viviendo un llamativo boom gracias a su facilidad de hinchado y almacenaje. Que quepa en el maletero de un coche es fundamental para que se haya incorporado a la lista de ‘imprescindibles’ para un día playero: toalla, protección solar, nevera, tabla de paddle surf… ¿Se añadirá algún día el catamarán hinchable?