El fútbol vuelve a Barcelona en medio del dolor por sus víctimas

El Rey de España, Felipe VI (C I) y al reina Letizia (C D) brindan tributo a las víctimas del atentado, en el que fallecieron catorce personas, en las Las Ramblas de Barcelona el 19 de agosto de 2017

El FC Barcelona recibe el domingo al Betis en el inicio de la Liga española en un Camp Nou blindado, en el primer gran evento futbolístico en esa ciudad, tras los atentados que el jueves sacudieron Cataluña causando 14 muertos y decenas de heridos.

"Son circunstancias extraordinarias y lamentables, estamos solidarizados con todas las víctimas de los dos atentados", dijo este sábado el técnico azulgrana, Ernesto Valverde.

"Tenemos que hacer frente todas a estas circunstancias y la mejor manera es continuar adelante", añadió el técnico azulgrana, que el viernes había iniciado su entrenamiento con un minuto de silencio en memoria de las víctimas.

Fue uno más de los numerosos actos de homenaje y solidaridad que se multiplican desde que el jueves una furgoneta embistió a la multitud en las Ramblas barcelonesas causando 13 muertos y decenas de heridos, antes de que otra persona más falleciera en Cambrils en otro ataque perpetrado por cinco supuestos yihadistas abatidos por la policía.

Las banderas ondean a media asta en las instalaciones del club, como el estadio Camp Nou, que el domingo acogerá el encuentro contra el Betis en medio de unas elevadas medidas de seguridad.

"No se permitirá la entrada de grandes mochilas o maletas", dijo este sábado a los periodistas el portavoz de la policía regional catalana, Albert Oliva, recordando que se revisarán los bolsos y mochilas pequeñas.

El portavoz policial añadió que habrá "una mayor visualización policial en el perímetro exterior del estadio y la posibilidad de controles esporádicos a personas y vehículos que accedan al estadio" por lo que recomendó a los aficionados acudir con tiempo al recinto.

- 'Todos somos Barcelona' -

Medidas similares se registraron este sábado para el otro encuentro de Primera División en Cataluña entre el recién ascendido Girona y el Atlético de Madrid, donde en las calles de acceso al estadio incluso se colocaron unas barreras de hormigón para evitar el paso de vehículos.

"Dado el incremento de las situaciones de peligro, el terrorismo, etc, el club ya tomó medidas de seguridad de alto nivel" hace algún tiempo, dijo a la AFP un portavoz del Barça, para el que el domingo "el criterio es ya de aplicar las máximas medidas posibles en el acceso a los estadios y partidos del FC Barcelona".

Los jugadores del FC Barcelona, que ya mostraron el jueves en las redes sociales su repulsa por los atentados, saltarán al césped del Camp Nou con brazaletes negros en señal de duelo.

En sus camisetas no lucirán sus nombres sino "Barcelona" como forma de demostrar una unidad simbólica, mientras que por delante, junto al escudo del club, mostrarán el lema "#TotsSomBarcelona (Todos somos Barcelona)".

El partido, como el resto de encuentros de esta primera jornada de Liga enlutada por los trágicos sucesos de Barcelona y Cambrils, irá precedido por un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas.

El Barça, que recibirá a un "valiente" Betis, que advirtió este sábado Valverde, confía en que podrá ofrecer una victoria a sus aficionados y conciudadanos como una forma más de homenajear a la ciudad y las víctimas de los ataques.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines