El experimento de un chico de 19 años revela lo fácil que es aparentar ser rico en Instagram

Por estos días no necesitas hacer algo de valor para convertirte en alguien famoso en las redes sociales: basta con tener un poco de dinero o imaginación, como fue el caso de un joven inglés que les tendió una trampa a sus seguidores.

Cortesía de Instagram/tbhbyron/Vía Yahoo Lifestyle

Byron Denton, un blogger londinense de 19 años, hizo un experimento para saber qué tan popular podía volverse en Instagram si creaba un perfil en el que mostraba su supuesta vida de lujos, viajes y compras.

 

De esta manera, comenzó a pretender que era rico y, según le dijo a la página web Insider, fue más fácil de lo que creía: sus fotos comenzaron a tener aceptación entre miles de usuarios que alababan su estilo.

Para crear un perfil de “ensueño”, este joven, conocido por su canal tbhbyron en YouTube, utilizó las aplicaciones de edición FaceTune y PicsArt y Adobe Photoshop Lightroom. Todo el proceso le tomó cerca de 45 minutos, incluyendo la publicación de la foto.

“Vi a mucha gente fingiendo vacaciones y cosas así, pero pensé que sería genial adoptar un enfoque diferente. Siempre me pregunté si la razón por la que las personas están tan obsesionadas con las celebridades se debe al hecho de que estas pueden darse el lujo de vivir una vida que no todos pueden”, comentó.

 

Mientras que las fotos mostraban a un Denton con posibilidades de tener la ropa de las mejores marcas -Balenciaga, Off White- o viajar en jets privados, el youtuber estaba comprobando la vulnerabilidad de los usuarios y la imagen edulcorada que tratan de vender algunos instagramers, como se les conoce.

Aunque Denton contaba con varios seguidores en sus redes, asegura que en cuanto comenzó a postear este tipo de fotos su éxito aumentó de inmediato, haciendo que hasta sus propios familiares se cuestionaran el presunto nuevo estilo de vida que estaba llevando.

“El experimento me hizo cuestionar los movimientos de todos en las redes sociales. ¿Muchos de los bloggers de alto perfil en estos días realmente llegan a la cima siendo honestos o fingen algo de eso?”, se preguntó.

 

Esta pregunta que se hizo Denton es quizás la que se hacen muchas personas que utilizan las redes sociales, especialmente Instagram, y que ven a diario los perfiles de usuarios que exhiben una vida repleta de diversión.

Este comportamiento, que muchas veces vende una imagen falsa, afecta a miles de adolescentes alrededor del mundo que se sienten frustrados y hasta deprimidos.

“Mientras menos estés conectado con los seres humanos de una manera profunda y empática, menos obtendrás los beneficios de una interacción social. Mientras más superficial sea, es menos probable que te haga sentir conectado, que es algo que todos necesitamos”, aseguró Alexandra Hamlet, psicóloga clínica del Child Mind Institute.

De acuerdo a la investigación #StatusofMind, de la Real Sociedad Británica de Salud Pública, los síntomas de ansiedad y depresión han aumentado un 70% en los últimos 25 años, sobre todo en los adolescentes entre 16 y 24 años, y donde el 91% de ellos utiliza internet con fines de ocio.

Los usuarios de Instagram muchas veces tienden a “compararse contra las versiones poco realistas, en gran medida curadas, filtradas y modificadas de la realidad”, dijo Matt Keracher, autor de la investigación.

 

Tras una semana de fingir que era rico, Denton decidió comunicarles a sus seguidores a través de YouTube que todo había sido parte de un juego.