El error de protocolo de Sánchez y su mujer en la recepción de los Reyes

El primer día de la Fiesta Nacional como presidente está siendo algo accidentado para Pedro Sánchez. Primero fueron los abucheos, pitidos y gritos en el Desfile de las Fuerzas Armadas y después, ya en el Palacio Real, un lío con el protocolo que ha provocado que algunos le acusen de querer salir en la foto más de lo que le corresponde por su cargo.

Unos segundos después de esta imagen es cuando tuvo lugar el error de protocolo. En lugar de seguir su camino, Pedro Sánchez se colocó al lado de la Reina para seguir con el pasamanos. Alguien le avisó rápidamente de que ese no era su siio. (Foto: EFE/Ballesteros)

El vídeo del incidente circula por redes sociales y son varios los medios que se han hecho eco de él, cada uno desde un punto de vista. Hay quienes creen que es un despiste sin más, un desconocimiento del protocolo a seguir, y quienes opinan que se trata de un intento de acaparar protagonismo.

Lo que se aprecia en las imágenes es cómo el Rey Don Felipe y la Reina Doña Letizia se colocan para comenzar a recibir a los invitados en la recepción del Palacio Real. Cuentan en ABC que estos se retrasaron más de lo previsto y que ambos se asomaron al balcón a ver qué pasaba. Los primeros de la fila son Pedro Sánchez y su esposa, Begoña Gómez, que caminan a buen paso hacia los monarcas sonriendo.

El primero en llegar es el presidente del Gobierno, que saluda al Rey con un apretón de manos mientras su mujer espera su turno un paso por detrás. Después repite la operación con la Reina mientras Begoña Gómez hace lo propio con Don Felipe. Y en ese momento es cuando se arma el jaleo. Sánchez, que ya ha terminado de estrechar manos, se coloca al lado de Doña Letizia y su mujer le imita. Ambos listos para recibir al resto de invitados.

La siguiente en la fila es Ana Pastor, presidenta del Congreso, que saluda a los cuatro mientras se ve que alguien de protocolo, apurado y a la carrera, irrumpe en escena para avisar al presidente que no, que no se puede quedar allí, que debe continuar andando y que el pasamanos es solo cosa de los Reyes.

Y Sánchez se va con cara un poco de circunstancias tras el error de protocolo cometido. Un fallo que no perdonan en redes sociales, donde rápidamente han aparecido burlas y comentarios críticos contra Sánchez.