El empleado de correos se retracta de las acusaciones de fraude citadas por la campaña de Trump y los principales republicanos

Notícias Internacional
·4 min de lectura

El empleado de correos de Pensilvania se ha retractado de su acusación en la que afirmaba que los supervisores intentaron adelantar la fecha de los votos enviados por correo después de las elecciones, según asistentes del Congreso. La campaña de Trump y los principales republicanos citaron esas falsas acusaciones como ejemplos de fraude electoral que supuestamente afectaron los resultados de las elecciones presidenciales.

Richard Hopkins, un empleado del Servicio Postal de Erie, Pensilvania, alegó que escuchó a sus supervisores discutir un plan para adelantar la fecha de los votos por correo para el día de las elecciones.

La campaña de Trump, que, al igual que el presidente, ha rechazado los resultados de las elecciones y alegado fraude electoral generalizado y sin fundamento, pasó el relato de Hopkins al presidente del Comité Judicial del Senado, Lindsey Graham, quien remitió el asunto al Departamento de Justicia y al FBI para su investigación.

Sin embargo, Hopkins se retractó de sus afirmaciones al ser interrogado por investigadores federales de la oficina del Inspector General del Servicio Postal, dijo el martes el líder de la agencia de vigilancia al personal del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes.

“Hoy, los investigadores del Inspector General informaron al personal del Comité que entrevistaron a Hopkins el viernes, pero que se RETRACTÓ DE SUS ALEGACIONES ayer sin explicar por qué firmó una declaración jurada falsa”, dijeron los demócratas del comité en un comunicado publicado en Twitter.

FOTO: Se cuentan los votos en el Centro de Convenciones de Pensilvania el día de las elecciones en Filadelfia, el 3 de noviembre de 2020 (Rachel Wisniewski/Reuters).
FOTO: Se cuentan los votos en el Centro de Convenciones de Pensilvania el día de las elecciones en Filadelfia, el 3 de noviembre de 2020 (Rachel Wisniewski/Reuters).

Un funcionario del Departamento de Justicia le reveló a ABC News el lunes que el fiscal general William Barr había remitido las acusaciones de retroacción de los votos por correo en Pensilvania al FBI para abrir una investigación más profunda, junto a otras acusaciones sobre los votantes inelegibles que votaron en Nevada.

El funcionario le comentó a ABC News que era uno de los casos a los que Barr se había referido en el memorando extraordinario del lunes a los fiscales estadounidenses en todo el país en el que revocaba una política del departamento de larga data que evitaba el inicio de investigaciones relacionadas con las elecciones antes de que se certificaran los resultados de las mismas.

“Autorizo a investigar alegaciones puntuales e importantes de irregularidades en las votaciones y la tabulación de votos antes de la certificación de las elecciones en sus jurisdicciones, como ya lo he hecho en casos específicos”, dijo Barr.

La carta de Barr incluía varias advertencias en las que señalaba que hasta ahora el departamento no había encontrado información sobre el hecho de “que las irregularidades en las votaciones hayan afectado el resultado de las elecciones” y dijo que “las afirmaciones tendenciosas, especulativas, fantasiosas o inverosímiles no deberían ser una base para iniciar investigaciones federales”.

Graham y un portavoz del Departamento de Justicia no respondieron a las solicitudes de comentarios. Hopkins tampoco quiso ofrecer sus opiniones al respecto.

“El Servicio Postal conoció estas acusaciones el viernes 6 de noviembre. Fueron remitidas inmediatamente al Servicio de Inspección Postal de Estados Unidos y la Oficina del Inspector General, y el asunto sigue bajo investigación”, dijo un portavoz del Servicio Postal a ABC News.

“La Oficina del Inspector General del Servicio Postal de Estados Unidos no comenta sobre asuntos en curso”, le dijo a ABC News un portavoz de la agencia de vigilancia interna del servicio.

La campaña de Trump, que citó la acusación en una demanda federal presentada el lunes para evitar que Pensilvania certificara los resultados electorales del estado, se sorprendió con la noticia de que Hopkins se retractaba de sus acusaciones.

“Presentó una declaración jurada muy detallada. Mencionó nombres. Describió explícitamente lo que experimentó. Y no sabemos bajo qué tipo de presión ha estado desde que hizo pública esas declaraciones”, dijo el portavoz de la campaña de Trump, Tim Murtaugh, en una rueda de prensa el martes por la noche.

Matt Morgan, un abogado de campaña, restó importancia al relato de Hopkins diciendo que solo “lo citamos en uno de los 243 párrafos de la denuncia” presentada en la corte.

BENJAMIN SIEGEL, ALEXANDER MALLIN, KATHERINE FAULDERS, LUCIEN BRUGGEMAN Y WILL STEAKIN