El día que María Félix pidió "un hombre" de regalo en una visita a Cuba... y lo salvó

·4 min de lectura
María Félix saliendo de Nueva York en 1949.  (Photo by Keystone/Getty Images)
María Félix saliendo de Nueva York en 1949. (Photo by Keystone/Getty Images)

María Félix era famosa por su afición a los regalos costosos, especialmente joyas, como el collar de rubíes de Agustín Lara, su colección de serpientes victorianas incrustadas de turquesas y diamantes, un cinturón con centenarios, entre muchas otras. También dijo que las canciones escritas por Agustín Lara, 'María bonita', y Juan Gabriel, 'María de todas las Marías' fueron obsequios únicos. Pero entre todos los lujos y excentricidades que tuvo la Doña, lo que consiguió en Cuba no tuvo comparación.

Después de una corta estadía en España donde grabó sus primeras películas en el extranjero en 1949, años antes de que Fidel Castro liderara la "Revolución Cubana", la diva mexicana aceptó la invitación del entonces presidente Carlos Prío Socarrás para visitar la isla.

La crónica de ese viaje y lo que sucedió allí fue narrada por su hijo, el fallecido actor Enrique Álvarez Félix en una entrevista con la conductora Cristina Saralegui en 1994, y refrendada por la fundación María Félix en su página de Facebook, aunque con algunas discrepancias.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver este contenido si te aparece no disponible debido a tus preferencias de privacidad

Según el relato de Álvarez Félix, poco antes de viajar a Cuba, revisando una bolsa de correspondencia, la actriz descubrió una carta que le había enviado un preso de la isla contándole su tragedia y rogándole que interviniera en su caso. "Yo sé que la Virgen de la Caridad del Cobre me va a hacer el milagro de que usted lea esta carta", contó el actor que decía la misiva.

El autor de la misiva estaba encarcelado por matar a un delincuente que asaltó su casa, golpeó a su madre y violó a su hermana. "Yo sé que va a pasar por Cuba, hágame el favor de abogar por mí, porque lo que yo hice fue en defensa propia por salvar a mi madre y salvar a mi hermana. ¡Ayúdeme, haga algo por mí", le suplicaba.

La versión de la fundación es diferente es la primera parte de la historia: "A su suite llegaban muchas cartas de admiradores. Mientras se preparaba para asistir a una cena de honor en el Palacio Presidencial, seleccionó una carta al azar, del sobre cayó al suelo una medalla de la Virgen de la Caridad del Cobre, lo cual motivó su interés en leer la misiva. No se trataba de un simple admirador, sino de un hombre que estaba preso y condenado a muerte por haber matado al violador de su hermana. El recluso le solicitaba interceder ante el Presidente para que le perdonara la vida".

Lo cierto es que María Félix, quien recibió innumerables homenajes y las llaves de La Habana, estaba dispuesta a hacer lo que estuviera en sus manos para ayudar a ese hombre. Y cuentan que cuando el expresidente Prío Socarrás le ofreció darle de regalo lo que ella quisiera, ella aprovechó la oportunidad.

"Le hemos dado todos los premios que se otorgan a los huéspedes distinguidos, pero yo quiero hacerle un regalo personal. Dígame qué desea: ¿una casa, un coche, una joya?", le dijo el Prío, de acuerdo con el relato de la fundación. "Nada de eso, señor presidente; quiero que me regale un hombre… un condenado a muerte", le habría respondido La Doña.

(Eingeschränkte Rechte für bestimmte redaktionelle Kunden in Deutschland. Limited rights for specific editorial clients in Germany.) *08.04.1914-08.04.2002+Schauspielerin, Sängerin, Tänzerin, MexikoPorträterschienen Juli 1959 (Photo by ullstein bild/ullstein bild via Getty Images)
(Eingeschränkte Rechte für bestimmte redaktionelle Kunden in Deutschland. Limited rights for specific editorial clients in Germany.) *08.04.1914-08.04.2002+Schauspielerin, Sängerin, Tänzerin, MexikoPorträterschienen Juli 1959 (Photo by ullstein bild/ullstein bild via Getty Images)

Álvarez Félix le aseguró a Cristina Saralegui que su madre leyó la carta del reo en una recepción con el expresidente cubano y este le prometió revisar el caso, mientras que la fundación asegura que Prío le entregó a un coronel la misiva y le ordenó anular la sentencia de muerte.

De acuerdo con el hijo de la diva, el hombre sí fue puesto en libertad, pues cuatro meses después ella recibió otra carta para agradecerle su ayuda. "No importa que sea Cuba o dónde sea, pasó con nosotros, pasó con una gente que necesitaba y uno tuvo la fortuna de poder ayudar a un ser que necesitaba ayuda".

A pesar de este gesto, la Doña reconoció años después que pudo haber hecho más gracias al poder que construyó con los años. "Tal vez desaproveché mi fama. Hubiera querido ayudar un poco mas a mi país, hubiera querido ayudar más a todos esos indígenas que están en el hoyo más profundo, con la amenaza de extinguirse por falta de ayuda. Hubiera querido hacer más cosas por los demás pero la vida se me fue muy rápido".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Pánico en Las Vegas vivido por el cantante Carlos Cuevas y su esposa

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente