El día que las mujeres votaron por primera vez en España

19 de noviembre de 1933, el día que las mujeres votaron por primera vez en España

El domingo 19 de noviembre de 1933 estaban llamados a acudir a las urnas todos los españoles y españolas mayores de 23 años para ejercer su democrático derecho al voto en las Elecciones Generales.

Era la primera vez que las mujeres españolas acudían a votar gracias al artículo 36 de la Constitución que había sido aprobada dos años antes (el 9 de diciembre de 1931): ‘Los ciudadanos de uno y otro sexo, mayores de veintitrés años, tendrán los mismos derechos electorales conforme determinen las leyes’

Pero conseguir el sufragio universal no había sido una tarea fácil, debido a lo fragmentada que se encontraban las Cortes, en las que, a pesar de la mayoría de izquierdas, estaba compuesta por un total de 26 partidos que provocó que el llegar a concesos y aprobar los diferentes artículos que compondrían la nueva constitución acabase con famosos enfrentamientos y discusiones políticas.

Animando, desde la prensa, a las mujeres a acudir a votar

[Te puede interesar leer: Clara Zetkin, la gran impulsora del Día Internacional de la Mujer]

Una de las grandes defensoras del sufragio femenino, y a la que se le debe en gran medida su aprobación, fue Clara Campoamor, diputada por el Partido Republicano Radical (aunque era de fuertes convicciones socialistas y unos años antes había estado muy cercana al PSOE, aunque no llegó a afiliarse).

Cabe destacar que, anecdóticamente en las elecciones generales de 1931 (en las que fue elegida diputada Clara Campoamor) las mujeres podían presentarse en las listas electorales pero no ejercer el voto.

Pero a la defensa a ultranza que hizo Clara al sufragio femenino y que éste fuese incorporado en la constitución se encontró con la férrea oposición de otra mujer, Victoria Kent, diputada por el Partido Republicano Radical Socialista, quien defendía la teoría de que las mujeres españolas de la época no estaban todavía preparadas para ejercer el voto y, en caso de hacerlo, éstas acabarían votando a partidos de derechas influenciadas por estar tantos años bajo el yugo de la Iglesia.

Artículo periódico La Libertad animando a ir a votar

Estas dos posturas encontradas entre Clara Campoamor y Victoria Kent proporcionaron algunos de los momentos más brillantes en el debate abierto en las Cortes. Una batalla dialéctica en la que dada una exponía de un modo magistral y razonado sus argumentos sobre si era conveniente y de ley permitir el voto a las mujeres o por el contrario todavía no se debía permitir hasta que no se instruyese a la ciudadanía  a votar con responsabilidad.

Los grupos políticos contrarios al sufragio femenino y, sobre todo, a la presencia de mujeres en el parlamento, aprovecharon este enfrentamiento entre Campoamor y Kent para criticar que hubiera diputadas, que entorpecían el normal desarrollo en la Cámara con una discusión que, a su entender, era absurda.

[Te puede interesar leer: Federica Montseny, la ministra que en 1936 se atrevió a despenalizar el aborto en España]

El 19 de noviembre de 1933 todas las mujeres mayores de 23 años votaron por primera vez en España

Recordado será en los anales de la Historia parlamentaria en España el debate celebrado, el 1 de octubre de 1931, en las Cortes entre Clara Campoamor (defendiendo la aprobación en la nueva Constitución del sufragio femenino) y Victoria Kent (oponiéndose al mismo, pero en aquel momento, ya que defendía que la mujer debía votar pero para ello debía pasar mucho tiempo de adaptación democrática y a la República). Un debate en el que, una vez finalizado, se procedió a la votación por parte de los representantes políticos y ganó la postura de Campoamor por 161 votos a favor de aprobar el artículo 36 y 121 votos en contra: quedaba aprobado el sufragio universal en España y a partir de aquel momento todos los españoles, sin distinción de sexo (y que fueran mayores de 23 años, edad mínima para votar en aquel momento) podrían ejercer el derecho democrático del voto.

Pero para ello se tendría que esperar un par de años y no fue hasta el 19 de noviembre de 1933 cuando tuvieron lugar las siguientes elecciones generales en las que las mujeres españolas pudieron votar por primera vez.

Noticia sobre la concesión del voto a la mujer

Unas elecciones en las que la izquierda se presentó desfragmentada y dividida y que benefició a la derecha que las gano al presentarse en coalición bajo las siglas del CEDA (Confederación Española de Derechas Autónomas).

El hecho de que la derecha ganase las elecciones de 1933 provocó que desde los partidos radicales y más a la izquierda del espectro político (quienes se habían opuesto a que se aprobase el voto femenino) se acusase a la inexperiencia femenina, haciéndose eco de ello la prensa de la época.

Heraldo de Madrid sobre la crítica de los republicanos del voto femenino a la derecha

Fuentes de consulta e imágenes: hemerotecadigital / Wikimedia commons