El día que el Este y el Oeste de Norteamérica quedaron unidos por el ferrocarril

Se conmemora el 150 aniversario de un importantísimo y transcendental acto que cambió la vida de millones de estadounidenses y dio pie a la gran transformación del país para convertirlo en el más poderoso del planeta: unir el Este y el Oeste a través del ferrocarril.

El Este y Oeste de Norteamérica quedaron unidas en el solemne acto de colocación del clavo de oro ‘Golden Spike’ (imagen vía Wikimedia commons)

La ceremonia, conocida como ‘Wedding of the Rails’ (Boda de los raíles), tuvo lugar el 10 de mayo de 1869 en Promontory Point (Estado de Utah) y a través de la misma se procedió a unir las dos grandes líneas de vía férrea que hasta entonces operaban en los Estados Unidos (Union Pacific y la Central Pacific). Aquel acto consistió en clavar en el rail que unía ambas líneas un clavo de oro bautizado como ‘Golden Spike’ (también llamado ‘Last Spike’, último clavo) y reunió a numerosas personalidades de la época.

[Te puede interesar leer: El ficticio ferrocarril subterráneo que ayudó a escapar a miles de esclavos]

Pero en realidad aquel era un acto simbólico, ya que se tardaría todavía unos años el que un viajero pudiese cruzar en tren el país desde el Atlántico hasta la costa del Pacífico, debido a que muchas eran las zonas en las que todavía no se habían finalizado las obras de construcción del ferrocarril.

Eso sí, en el momento en el que estuvo totalmente operativo, se logró que el viaje de una costa a la otra que, hasta entonces, solía hacerse en carro o caballo pasase de durar varias semanas (incluso más de un mes) a una semana escasa.

Aquel había sido un ambicioso plan puesto en marcha por Abraham Lincoln en 1862, un año después de acceder a la presidencia de los Estados Unidos, y por el cual se aprobó la ley conocida como ‘Pacific Railroad Act’ (Ley del Ferrocarril del Pacífico) dando inicio a la construcción del ‘ferrocarril transcontinental’ que uniría ambas costas. Lincoln no podría ver hecho realidad su ambicioso proyecto, debido a que éste fue inaugurado cuatro años después de su asesinato.

Parte del trazado de la línea férrea estaba basado en el utilizado por el desaparecido servicio de mensajería postal ‘Pony Express’.

El ‘Wedding of the Rails’ (Boda de los raíles) tuvo lugar el 10 de mayo de 1869 en Promontory Point (imagen vía Wikimedia commons)

[Te puede interesar leer el post relacionado: La corta vida del Pony Express, el más rápido y eficaz servicio de mensajería norteamericano]

Gracias al ferrocarril transcontinental cientos de miles fueron las personas que pudieron trasladarse hasta California en plena ‘fiebre del oro’, la cual había iniciado un par de décadas antes.

Tal y como se terminó la ceremonia de la boda de railes (Wedding of the Rails) del 10 de mayo de 1869 se procedió a sustituir el Golden Spike (clavo de oro) por uno normal, yendo a parar éste al museo ‘Iris & B. Gerald Cantor Center for Visual Arts’, de la Universidad de Standford, donde se exhibe.

Por su parte, la población creada alrededor de Promontory Point, con motivo de la construcción de la línea de ferrocarril que debía unir en ese punto las dos costas, fue desmantelada años después, siendo declarado como ‘Lugar Histórico Nacional’ y denominado con el nombre de ‘Golden Spike National’, recibiendo anualmente la visita de miles de turistas y curiosos que se acercan hasta allí para conocer el lugar que, hace exactamente un siglo y medio, dio inicio a la modernización y expansión de los Estados Unidos como país.

También cabe destacar que en 1969, con motivo de la conmemoración del primer centenario, se colocó en el Golden Spike National dos antiguas locomotoras de las utilizadas en el siglo XIX, como símbolo del punto de encuentro entre el Este y el Oeste.

Fuentes de consulta e imágenes: Library of Congress / World Digital Library / Wikimedia commons

[Te puede interesar leer: La accidentada construcción de la línea de ferrocarril del Lunatic Express]