El declive absoluto de Miriam Sánchez

·3 min de lectura
Miriam Sanchez ha tocado fondo y ella misma es consciente (Telecinco)
Miriam Sánchez ha tocado fondo y ella misma es consciente (Telecinco)

Miriam Sánchez inspira una ternura y una inocencia que no se corresponden con su situación vital actual. La rubia que empezó en el cine para adultos y recondujo su carrera como colaboradora televisiva atraviesa una mala racha que ya dura varios años.

En su época dorada Miriam ganó la edición del reality show de Telecinco, ‘Supervivientes’, en el que participó en el año 2008 con el beneplácito de una audiencia que cayó rendida a sus pies como personaje televisivo.

Su dulzura, su sonrisa y, a la par, su fuerte personalidad hicieron que el público la coronara ganadora y, además, Mediaset apostara por ella como ‘asesora del amor’ en ‘Mujeres y Hombres y Viceversa’ junto a su pareja y padre de su hija, Pipi Estrada.

Miriam ha demostrado su valía en programas como ‘Enemigos íntimos’ o ‘El Programa de Ana Rosa’, sin embargo en el año 2015 cayó en una fuerte depresión de la que no consigue salir. Alejada de los medios y en el más absoluto silencio, Sánchez batalló contra sus propios demonios hasta que en 2019 lanzó un grito desesperado de ayuda.

Fue sentada en el ‘Deluxe’, en su entrevista más honesta cuando dijo que “no me apetecía salir a la calle ni estar con mi familia”, desde allí pedía a su madre que le tendiera la mano porque se encontraba muy sola pero, a juzgar por su situación actual, parece que no tuvo suerte en su petición.

Sánchez confesó en dicha entrevistas que no le sobraba el dinero pero que vivía de la renta que le proporcionaba un piso en el que invirtió años antes “Tengo alquilado el piso grande por 1.800€ y tengo otro pequeño en el que vivo yo”, explicaba.

Sin embargo su situación ha ido de mal en peor y aunque recientemente aseguró que se iba a Canarias a vivir alejada del ruido y a intentar curarse de sus adicciones, parece que le está costando mucho.

Miriam ha tenido un problema en Conil, Cádiz y un testimonio que la vio ha llamado a ‘Sálvame’ para contarlo todo: “Vimos a Miriam Sánchez en un estado complicado, cayéndose por las calles… Tiró copas al suelo, le pegaba al dueño del bar.”

Ante la polémica se personó la policía y cuando los agentes la identificaron “Empezó con las manos en el capó, como perreando con el culo”. Lejos de esconderse ante las acusaciones, Miriam ha dado la cara y ha declarado que “A veces pierdes la cordura de ti misma”.

“Llevo un nivel de ansiedad que me bebo el agua de los charcos y del Nilo también”, revela Miriam haciendo alusión a sus excesos con el alcohol. La verdad es que debe ser duro sentirse tan solo en su estado y, aunque Pipi la ha apoyado siempre, hace un tiempo ya comentó que debía cuidarse sí o sí para evitar que su hija adolescente la viese en según qué condiciones, cosa comprensible.

Al comentar el el programa este último episodio en Conil, Kiko Matamoros ha confesado que “la he visto en estados preocupantes” y es que él es amigo tanto de ella como de Estrada. También ha contado que “Comenzó con Pipi y dejó todo eso. Estuvo bastante estable durante 10 años en los que no ha tenido problema de ningún tipo”.

Y sentencia: "Miriam me produce mucha ternura. Al año de la ruptura, recobré la relación con ella. Y a raíz de la ruptura con su última pareja han venido los problemas. Estoy con ella, y estos capítulos me parten el alma”.

Y es que da tristeza ver como la luz de Miriam se apaga mientras atraviesa estos años de oscuridad, desde que todo empezó en 2015 ha pasado ya mucho tiempo y quizá necesita ayuda drástica y urgente porque todos estamos deseando volver a ver a la mujer divertida, desenfadada, coqueta y guerrera que nos cautivó en Honduras hace 14 años.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente