El concursante de ¡Boom! que ha puesto en evidencia la situación de los profesores universitarios

Valentín Ferrero es, bueno, era profesor en la Universidad de Elche. Tiene un doctorado en Bellas Artes con una tesis titulada ‘Sobre la representación de la masculinidad hegemónica en el arte del siglo XXI’ y recibió en 2010 el premio a la excelencia académica universitaria. Todo eso no le ha servido para poder ganarse la vida como docente, que es su pasión, y llegó un momento en el que tuvo que decidir entre seguir cobrando 250 euros al mes o centrarse en ganar el bote de ¡Boom!, programa en el que lleva nueve meses participando.

Los Lobos se han convertido en estrellas de la televisión gracias al programa de Antena 3 conducido por Juanra Bonet. Llevan más de nueve meses concursando y acumulan unas ganancias de más de 900.000 euros a repartir entre los cuatro componentes del equipo. José, Manu, Erundino y Valentín forman un equipo increíble en el que cada uno es especialista en una materia y juntos están pulverizado todos los récords del concurso.

Cada programa se les va conociendo un poco más. Sus vidas, sus anécdotas (que tienen muchas y muy buenas) y sus gustos y aficiones… A instancias del presentador responden a preguntas más o menos personales que le dan cercanía y agilidad al programa entre bomba y bomba. Hace unos días, el conductor de ¡Boom! les preguntó a Los Lobos cómo les había cambiado la vida el concurso.

La respuesta de uno de ellos, de Valentín, se ha vuelto viral con el paso de los días al ser fiel reflejo de la realidad y la precariedad de los profesores universitarios. Cuando Bonet le preguntó cómo le había cambiado a él la vida ¡Boom!, su respuesta dejó a todos los que no conocían su situación boquiabiertos, empezando por el presentador. Contó que en lo que más le había cambiado la vida es que hacía unos meses había dejado su trabajo para centrarse en el programa.

Como profesor asociado en la universidad valenciana tenía un contrato de “tres más tres has que son solo 250 euros”. Así que llegó un momento, en septiembre, en el que tuvo que decidir. Si seguir con su trabajo o centrarse en intentar llevarse el bote de junto con el resto de ‘lobos’ o, al menos, seguir sumando euros al total, que ya supera los 900.000. No hacía falta echar muchas cuentas para tomar la decisión. Como reconocía en el vídeo qeu puede verse arriba y que ahora es viral, se gastaba más en gasolina de lo que ingresaba.

El equipo de Los lobos de ¡Boom!. De derecha a izquierda, José, Valentín, el presentador Juanra Bonet, Manu y Erundino. (Foto: Atresmedia)

Lo más triste de todo es que el suyo no es un caso aislado. Como contó, “es bastante común en las universidades españolas que el peso mayor de la docencia lo llevemos los profesores asociados que estamos entre 250, 500 y 800 euros. Más del 60% de la plantilla de las universidades cobra 800 o menos“, reconocía con esa sonrisa que nunca pierde y la amabilidad en el discurso que le caracteriza.

La cara de Juanra Bonet, al que parecía que la decisión de Valentín de dejar su puesto le pilló por sorpresa, reflejaba lo increíble de la situación. “¡Ojo, un doctor, en la Universidad”, decía José, compañero de equipo. No fue una decisión fácil, porque como ha reconocido en su andadura en el programa en numerosa ocasiones la docencia le apasiona, pero “económicamente no podía vivir”.

Su testimonio, que se ha vuelto viral desde que se emitió hace unos días, ha servido para poner en relieve la realidad en la que viven muchos profesores universitarios. Preparados, enamorados de su profesión y con sueldos indignos. El de Valentín es un caso de tantos. El más mediático y que ha servido para dar a conocer un problema que viene de lejos.