El circo de ser empresario, apoyar el Brexit y arruinarse por falta de inmigrantes

·5 min de lectura
El primer ministro, Boris Johnson (I) posa con una pinta y Tim Martin (d), fundador de la cadena de pubs, JD Wetherspoon. Getty Images
El primer ministro, Boris Johnson (I) posa con una pinta y Tim Martin (d), fundador de la cadena de pubs, JD Wetherspoon. Getty Images

Tim Martin es uno de los personajes más controvertidos de Reino Unido; también uno de los más ridículos. Triunfador como empresario gracias a la creación y expansión de la cadena de pubs, JD Wetherspoon, sus posturas en defensa del Brexit podrían colocarle de manera momentánea en el club de patronos que se han acabado tragando sus palabras. Hay quien dice que el nuevo Martin no estaría muy contento de encontrarse con el viejo Martin por la calle, ya que en este juego ilusorio, su ilusión de abandonar la Unión Europea en el pasado se ha vuelto en su contra en la actualidad. La realidad post-Brexit no es tan dulce como la pintó y está afectando su negocio: ahora, Martin echa de menos la mano de obra extranjera, su cadena de pubs está sufriendo las consecuencias y su discurso ha cambiado radicalmente.

Las dos versiones de este personaje son diametralmente opuestas. El Martin activista que clamaba “sí” al Brexit se paseó por programas televisivos de la BBC y de Sky News e hizo lo propio en la radio con shows de máxima audiencia para exponer su deseo de abandonar Europa. También donó, en 2016, 200,000 libras (alrededor de 232,000 euros) a Vote Leave (‘vota salir’ en castellano) que básicamente es la campaña oficial que lideró el voto a favor del Brexit. Su positivismo fue en aumento un año más tarde, cuando publicó un incremento del 3% en sus ingresos, cifra que usó como una de las bases de su argumentación: que “permanecer en en la UE supondría unas consecuencias económicas adversas”, además de llamar “bobos” a los que avisaban de los problemas que traería a Reino Unido el cortar lazos económicos y levantar las fronteras con el resto de Europa.

Tim Martin, fundador de JD Wetherspoon, durante la campaña en defensa del Brexit. Getty Images.
Tim Martin, fundador de JD Wetherspoon, durante la campaña en defensa del Brexit. Getty Images.

En junio de 2018, dos años después que el “sí” ganara con un 51,89% de los votos al “no” (48,11%), y mientras se negociaba qué tipo de salida se llevaría a cabo, si dura o blanda, Martin anunció que dejaría de comprar productos de la UE para demostrar que las predicciones sobre un incremento del precio o de la escasez eran una quimera. Esto significó que sus pubs dejaron de servir Prosecco, Champagne y Brandy. De esta manera, el empresario tentó a la suerte antes de que entrara en vigor el cese de las denominadas “libertades fundamentales”: la libre circulación de trabajadores, de mercancías, de servicios y de capitales.

Aquellos que acusan a Martin de usar su puesto como fundador de la cadena de pubs más fructífera, en un país donde ir al pub es casi deporte nacional, para influir en la opinión de los británicos no se olvidan de cómo envió propaganda pro-Brexit a miles de hogares y de cómo “engañó” a sus seguidores con promesas de un mejor porvenir lejos de la UE. Sin embargo, el tiempo ha demostrado que su equivocación le podrá salir cara a él y a otros empresarios del sector servicios.

La transición del antiguo al nuevo Martin tuvo una fase de negación, como cuando en 2019 bajó el precio de algunas de sus bebidas convencido de que el Brexit le beneficiaría, y de despertar, cuando se dio cuenta de que la pandemia ha hecho que muchos inmigrantes abandonen Reino Unido sin gestionar sus visas y ahora no puedan volver por el cese del tratado de libre circulación. Eso significa que pubs, bares y restaurantes están teniendo muchos problemas para contratar personal, hasta el punto en que hay miles de puestos de camareros que antes se ocupaban con un chasquido, y que ahora no se cubren. Es tal la crisis de este sector que hay restaurantes que no pueden abrir todos los días porque no tienen personal que asista a consumidores ansiosos de normalizar sus vidas sociales después de los duros confinamientos durante los peores meses de la pandemia.

Tim Martin, fundador de JD Wetherspoon, durante la campaña en defensa del Brexit. Getty Images.
Tim Martin, fundador de JD Wetherspoon, durante la campaña en defensa del Brexit. Getty Images.

Ahora, el nuevo Martin, ése que tanto echa de menos a los inmigrantes que servían en sus locales, aboga por un incremento de la migración de determinados países de la UE. De esta manera, le ha pedido al primer ministro, Boris Johnson, que considere un nuevo plan “razonablemente liberal” para ofrecer visas a aquellos trabajadores foráneos que sean de países cercanos a Reino Unido y que quieran regresar. Sus duros discursos de no hace mucho se han convertido en esto:

“Reino Unido tiene pocos nacimientos. Un sistema razonablemente liberal controlado por aquellos que nos han elegido, diferente al de la UE, sería bueno para la economía y el país. América, Australia y Singapur se han beneficiado durante décadas de esta manera de hacer las cosas: la inmigración combinada con la democracia funciona”.

La debacle se está percibiendo en todo el sector. El mayor grupo de pubs del país, que cotiza en bolsa, Mitchells & Butlers (M&B), ha perdido 9.000 de sus 39.000 empleados en un año. D&D es otro grupo que cuenta con 40 restaurantes de lujo y está buscando contratar a 400 personas de un total de 1.300 empleados. Pizza Express está buscando a 1.000 trabajadores, en un caso peculiar ya que hace menos de un año despidió a miles. Faltan personas cualificadas que antes procedían de la UE y que ahora no se encuentran. Hay estimaciones que apuntan a que el 30% de los trabajadores de la hostelería en el Reino Unido procedían de Europa, una cifra que podría llegar al 50% en Londres.

Más historias que te pueden interesar:

Los artistas no llegan a fin de mes mientras los dueños de gatos se hacen millonarios

Las consecuencias de confiar en Wall Street Wolverine el destino de todo tu dinero

España no sabe valorar a sus emprendedores

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente