El Casado de 2016 no entendería que el Casado de 2019 bloquee la investidura de Sánchez

Decía el filósofo que el hombre es esclavo de sus palabras. Un cita recurrente en el mundo de la política que vuelve a salir de nuevo a colación después de que desde eldiario.es hayan rescatado una entrevista de Pablo Casado de hace tres años en la que argumentaba por qué entonces, después de las elecciones de aquel año, el Partido Socialista no podía ni debía bloquear la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno.

En julio de 2016 Pablo Casado era diputado del PP y la situación política española era similar a la actual en el sentido de que un partido, el suyo, había ganado las elecciones pero no tenía la mayoría absoluta necesaria para gobernar. En ese contexto, el ahora líder de los populares argumentó con datos y mucha lógica política por qué el PSOE de Pedro Sánchez no podía bloquear la investidura de Rajoy.

Me resigno a pensar que en España, la nación más vieja de Europa, cinco veces centenaria, la cuarta economía de la zona euro… no vamos a ser capaces de ponernos de acuerdo en algo como es desbloquear una investidura”, comenzaba su discurso.

No hablaba de un acuerdo de gobierno, como él mismo mencionaba poniendo como ejemplo a Alemania, sino de que dejasen, según sus propias palabras, “gobernar a la lista que ha sacado 8 millones de votos, dos millones y medio más que la segunda fuerza política”. Al Pablo Casado de 2016 le parecía lo más coherente y responsable que los socialistas no bloqueasen la investidura de Rajoy.

Es más, el actual líder del PP se ponía en la situación de si el caso fuese a la inversa. “Imaginaos que el Partido Socialista le saca 52 escaños y dos millones de votos al Partido Popular, ¿alguien podría entender que nosotros bloqueáramos la investidura del líder del Partido Socialista? Vamos, tendríamos manifestaciones en la puerta de nuestra sede”, vaticinaba hace tres años.

Las cifras que entonces citaba Casado no son exactamente las mismas que se dan ahora ya que en realidad en las elecciones de abril el PP obtuvo 57 escaños y 3 millones de votos menos que el PSOE, pero por lo demás la tesitura es la misma. “Espero y confío en que Sánchez va a ser responsable”, añadía después.

Sin embargo, ahora que la situación es justo la contraria, desde el Partido Popular varios de sus dirigentes se han mostrados contrarios a desbloquear o facilitar una posible investidura de Pedro Sánchez como presidente. Así de claro lo dijo Teodoro García Egea, número dos del partido: “El PP no solo no va a facilitar sino que vamos a dificultar la investidura de Sánchez”, como recuerdan desde eldiario.es.