El cambio de discurso más radical de Forcadell

La presidenta del Parlament, Carmen Forcadell, ha pasado de decir hace menos de tres semanas que no darían un paso atrás en su postura a acatar el 155 expresamente y decir que la declaración unilateral de independencia fue “simbólica” ante el Tribunal Supremo. El juez, Pablo Llanera, ha decretado prisión provisional eludible para ella bajo pago de una fianza de 150.000 euros y libertad bajo fianza de 25.000 euros para otros cuatro miembros de la Mesa, Lluís Corominas, Lluís Guinó, Anna Simó y Ramona Barrufet.

El discurso de Carmen Forcadell ha dado un giro de 180 grados en solo unos días. Como recuerda Maldita Hemeroteca en su cuenta de Twitter, la presidenta de la Cámara catalana decía hace solo 19 días que los problemas políticos se solucionan con política y pronunciaba un contundente “no daremos un paso atrás”. Ayer, ante el juez del Supremo, se desdecía a sí misma asegurando que acata el 155 y que la declaración unilateral de independencia fue “simbólica”, sin valor jurídico alguno.

Según publica El Español citando fuentes jurídicas, tanto Forcadell como Lluís Corominas y Lluís Guinó habrían modificado su táctica de defensa al prestarse a contestar a todas las preguntas de la Fiscalía. Quizá este cambio se deba al aviso lanzado por el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, quien avanzó días antes de la vista que la petición de medidas cautelares dependería de la declaración de los investigados y que todo habría sido distinto si hubiesen respetado la ley.

Fuentes cercanas a Forcadell citadas por este periódico aseguraban que esta había defendido en su comparecencia que lo único que había hecho era cumplir con su labor. Argumentando que “siempre ha permitido el debate sin perjudicar el resultado ni controlar el contenido, con el fin de preservar el derecho a la actividad parlamentaria y el debate libre”. A lo que añadió, según dichas fuentes, que impedir el debate habría sido contrario a la “libertad de expresión y el derecho de iniciativa de los diputados” y que ella siempre ha defendido el pacifismo como única vía.

Carmen Forcadell dice ahora, ante el Supremo, que la declaración unilateral de independencia fue “simbólica” (Foto: Getty Images).

Forcadell fue la primera en comparecer ante el juez Llanera. Respondió a las preguntas de la Fiscalía –estrategia contraria a la llevada a cabo por Junqueras y el resto de exconsellers encarcelados– y de su abogado durante dos horas y cuarto, según recoge El País. En el turno de última palabra concedido por el juez al final de la vista, la presidenta de la Cámara se desvinculó del procés siguiendo la estela marcada por Ramona Barrufet.

La resolución del juez Llanera se dio a conocer solo unas horas después de que Forcadell acatara la aplicación del 155 y reconociese que la declaración unilateral de independencia del 27 de octubre no tenía más valor que el “simbólico” y no jurídico. Para la presidenta del Parlamente pide prisión eludible pagando una fianza de 150.000 euros. Para Lluís Corominas, Lluís Guinó, Anna Simó y Ramona Barrufet decreta libertad bajo fianza de 25.000 euros.

Tienen de plazo una semana para pagar o ingresar en prisión y hasta el viernes a las dos de la tarde para entregar su pasaporte. Mientras, Joan Josep Nuet, quien defendía que no colaboró en la tramitación de los acuerdos parlamentarios y que no votó a favor de la DIU, salió en libertad sin fianza.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines