Real Madrid tropieza y deja al Barça líder en solitario en el parón navideño

1 / 3
El Real Madrid dominó el encuentro, con un 70% de posesión de la pelota, pero careció de efectividad ante el arco defendido por Unai Simón

En el último partido de LaLiga en 2019, el Real Madrid no pasó del 0-0 ante el Athletic de Bilbao y deja al Barcelona, que goleó el sábado al Alavés (4-1), como líder en solitario del campeonato español antes del parón navideño.

Con este empate, el tercero consecutivo en el campeonato español, el Real Madrid se ve distanciado a dos puntos del líder Barcelona.

El Real Madrid dominó el encuentro, con un 70% de posesión de la pelota, pero como ha evidenciado en otras ocasiones esta temporada, careció de pegada ante el arco defendido por Unai Simón.

"Ni mala suerte ni contundencia, lo importante es crear ocasiones y hemos tenido tantas... Vamos a seguir porque entrar, va a entrar. No hay que desmoralizarse. Calma, tranquilidad y no bajar la cabeza", declaró Zinedine Zidane al canal Movistar+, negando que vaya a pedir al club la contratación de un delantero goleador en el mercado de enero.

En la primera parte, el Real Madrid creó juego y ocasiones, pero sin puntería: El brasileño Vinicius (11) y sobre todo el francés Karim Benzema (32, 33 y 38) fueron los jugadores blancos más activos en ataque, aunque la mejor ocasión fue un disparo del alemán Toni Kroos que se estrelló en el larguero (19).

El Athletic se limitó en muchos momentos a defenderse y a tratar de sorprender a los locales en alguna contra, como una que finalizó con un disparo de Iñaki Williams que sacó Thibaut Courtois con una gran mano (21) y otra que acabó con el gol de Kenan Kodro, anulado por fuera de juego del delantero bosnio (43).

- Tres remates a la madera -

La madera impidió de nuevo el gol del Real Madrid al inicio del segundo tiempo, en un córner cabeceado por Nacho Fernández (59) y Unai Simon despejó un enésimo disparo de Benzema (64).

El Athletic nunca renunció a la contra y cerca estuvo de sorprender a los blancos, con un gran pase al hueco de Íñigo Lekue para Williams y que Dani Carvajal evitó in extremis el remate del delantero vasco (68).

Ni la entrada al campo del galés Gareth Bale, que disparó un obús que salió alto por poco (71), ni del serbio Luka Jovic, que estrelló un testarazo en el poste, cambiaron el devenir del partido, que supuso el tercer empate consecutivo del Real Madrid.

Antes, el Atlético de Madrid consiguió colocarse de nuevo dentro de la zona de clasificación a la Liga de Campeones, situándose cuarto, gracias a su victoria por 2 a 1 en el campo del Betis (13º).

El argentino Ángel Correa (minuto 58), tras un robo de balón que le dejó mano a mano con el arquero rival, y Álvaro Morata (83), empujando a la red un pase de la muerte del propio Correa, distanciaron al Atlético en el estadio Benito Villamarín, antes de que Marc Bartra acortara diferencias para los locales ya en el 90+3, sin tiempo para mucho más.

Es el tercer triunfo seguido para el Atlético, teniendo en cuenta todas las competiciones, lo que le ha permitido remontar el vuelo en la Liga y sellar su pase a octavos de final de la Liga de Campeones.

"Estamos contentos porque necesitábamos ganar y continuar con la línea ascendente que teníamos en los últimos partidos. Los jugadores hicieron un gran esfuerzo durante todo el partido", analizó Simeone.

Con 32 puntos, el Atlético supera en la tabla en un punto a la Real Sociedad (5º), que poco antes había ganado 4 a 3 en el campo del Osasuna (11º), en un partido loco.

- Partido loco en El Sadar -

El conjunto de Imanol Alguacil fue un vendaval en la primera media hora, con goles de Mikel Oyarzabal (18), Portu y del noruego Martin Odegaard (28), de excelente lanzamiento de falta.

Pero Osasuna alentó la esperanza de la parroquia local antes del descanso con un gol de cabeza de Aridane Hernández (45), antes de que el argentino Ezequiel 'Chimy' Ávila comenzara su recital poniendo a su equipo a tiro de un gol (48).

Pero la Real cuenta con una gran pegada ofensiva, y otro de sus hombres de ataque, el sueco Alexander Isak, anotó el 4-2 (79).

Con Osasuna con un hombre menos desde el minuto 70 por la expulsión del argentino Facundo Roncaglia, el 'Chimy' anotó el definitivo 4-3, culminando de cabeza una buena jugada individual.

Horas antes, el Leganés (19º) del técnico mexicano Javier Aguirre prosiguió su escalada hacia la salvación luego de derrotar 2-0 al colista Espanyol de Barcelona, con goles del danés Martin Braithwaite (11) y el marroquí Youssef En Nesyri (54).

El que no sale de la zona de peligro es el Celta (18º), que perdió 3-1 en su visita al Levante, que de esta manera se mantiene en el medio de la tabla clasificatoria (9º).