El ataque xenófobo contra una joven francesa que avergüenza a Australia


Lo más probable es que casi ninguno de los pasajeros que viajaban en ese autobús de Melbourne (Australia) pudiera imaginar el vergonzoso y lamentable incidente que estaban a punto de presenciar. Sin embargo ocurrió y alguien lo filmó, convirtiéndose en una de los vídeos que más consternación ha causado y que más ha hecho reflexionar al país en los últimos años.


[Te puede interesar: Detenida una mujer por los insultos racistas que soltó en un tren de Londres]

Todo ocurrió cuando una mujer francesa comenzó a cantar una canción en su idioma en el vehículo, tal y como ha revelado Mike Nayna, testigo de lo ocurrido. En ese momento, una pasajera respondió gritando “Aussie, Aussie, Aussie”, apodo con el que son conocidos los australianos.





Ataca a una chica y rompe el cristal de un autobús en Melbourne, AustraliaAtaca a una chica y rompe el cristal de un autobús en Melbourne, Australia


Sin embargo, lo peor para la pobre cantante estaba aún por llegar. Al seguir cantando, un pasajero, esta vez de sexo masculino, se dirigió amenazantemente hacia ella dirigiéndole varios insultos e incluso amenazándola de muerte. En un momento de la grabación incluso llega a decir “habla inglés o muere hija de puta”, ante la sorpresa del resto de pasajeros.


[Relacionado: Detenida por insultos racistas en el tranvía de Londres]

Pero este infierno racista aún no había terminado para la joven porque una tercera persona, en esta ocasión un hombre que empujaba un carrito de bebé, se aproxima peligrosamente a la mujer profiriendo numerosos insultos y amenazándola con cortarla con un cuchillo.

Finalmente el hombre acompañado del resto de su familia, se baja del autobús y continúa con sus amenazas e insultos, llegando incluso a romper un cristal del vehículo.

Este desproporcionado ataque racista ha indignado a la sociedad de Melbourne, una de las ciudades más grandes de Australia, con una variada comunidad de inmigrantes y supone un duro revés en la imagen de ciudad multicultural que intentan vender al exterior.

Al respecto, los medios locales no han escatimado palabras de reproche a este incidente y lo han calificado como “repugnante” y “vergonzoso”, abriendo un amplio debate en el país sobre los comportamientos racistas que se están produciendo.