El Arsenal elige al español Emery para pasar la página Wenger

Por Alfons LUNA
1 / 3
Unai Emery (izq) y Arsene Wenger se saludan en el partido de la Liga de Campeones que disputaron el Paris Saint-Germain y el Arsenal el 13 de septiembre de 2016 en la capital francesa

El entrenador español Unai Emery, hasta ahora en el París Saint-Germain, es el elegido por el club de fútbol inglés del Arsenal para sustituir a Arsene Wenger tras 22 años en el cargo, los primeros muy exitosos, los últimos mucho menos.

"Unai Emery será nuestro nuevo entrenador", anunció este miércoles el equipo londinense en un comunicado en su página web.

El entrenador vasco de 46 años "se une al club tras completar dos campañas en el París Saint-Germain, donde recientemente conquistó el trébol de la liga, la Copa de Francia y la Copa de la liga", añade el comunicado.

El sexto equipo más rico del mundo, según Deloitte - en 2017 sus ingresos fueron de 550 millones de euros- no gana la liga desde 2004, y en los últimos trece años de Wenger al frente se limitó a conquistar tres copas.

A cambio, el francés revolucionó el fútbol británico con un estilo de juego vistoso, rápido y técnico, que Emery tendrá que respetar para ganarse a los aficionados.

El equipo quedó sexto, a 37 puntos del campeón, el Mánchester City, y disputará la Europa League, el gran torneo de Emery.

Antes de su paso por París, el vasco pasó tres temporadas en el Sevilla español, donde consiguió el hito de sumar tres trofeos de la Europa League consecutivos.

"Unai tiene una relevante carrera de éxitos, ha promovido a algunos de los grandes jóvenes talentos de Europa, y tiene un estilo de fútbol excitante y moderno que encaja perfectamente en el Arsenal", dijo el director ejecutivo del club, Ivan Gazidis.

"Su capacidad de trabajo y pasión, y su conjunto de valores dentro y fuera de la cancha lo convierten en la persona ideal", sentenció Gazidis.

El técnico español se dijo "encantado" de unirse "a uno de los grandes clubes de este deporte".

"Arsenal es conocido y querido en todo el mundo por su estilo de juego, su compromiso con los jugadores jóvenes, su estadio fantástico y la manera en que se gestiona el club".

También se acordó de su predecesor: "Arsene Wenger es una referencia para todos los entrenadores del mundo. He aprendido muchas cosas del fútbol gracias a él", dijo en la conferencia de prensa de su presentación.

Sobre los cambios de jugadores de cara a la próxima temporada, Emery anunció que va a "hablar con cada uno de ellos, cara a cara" antes de tomar una decisión. "Pero todos lo que quiero que estén, estarán", precisó.

En cuanto a los objetivos del club, Emery admitió que tras dos temporadas sin clasificarse entre los cuatro primeros, y por lo tanto quedar fuera de la Liga de Campeones, "hay que trabajar para ser uno de los mejores equipos de la Premier League y después del mundo".

"Quiero que seamos uno de los mejores equipos de Europa y que los hinchas estén orgullosos de su equipo", dijo ambicioso.

- De jugador a entrenador en un día -

Hijo y nieto de futbolistas, como jugador vio su carrera de centrocampista lastrada por una grave lesión en la rodilla.

Tras una trayectoria sin grandes hitos, fue en el Lorca, club de segunda división B (la tercera española), en el que empezó a dar que hablar.

Pasó de jugador a entrenador de un día a otro y fue capaz de lograr el ascenso a segunda división en 2005, por primera vez en la historia del club. Consiguió mantenerlo en la categoría de plata y fichó por el Almería, con el que también logró el ascenso, a primera.

El año siguiente fue el técnico revelación y consiguió la permanencia del modesto club. Un grande como el Valencia le hizo dar un nuevo salto.

En Mestalla finalizó en tres ocasiones en la tercera posición, en una época difícil en la que tuvo que lidiar con las marchas de sus mejores hombres; como David Silva, David Villa o Juan Mata.

A continuación llegó el único revés de su carrera, un viaje fallido a Rusia para dirigir al Spartak Moscú, del que fue despedido seis meses después de llegar.

El Sevilla le recibió con los brazos abiertos y ahí llegó su consagración continental con la asombrosa serie de triunfos en la Europa League.