El alcalde de Nueva York que nombró a un ilusionista como ‘Mago oficial de la ciudad’

Fiorello La Guardia, El alcalde de Nueva York que nombró a un ilusionista como ‘Mago oficial de la ciudad’ (imagen vía Wikimedia commons)

Uno de los alcaldes de la ciudad de Nueva York que más recordado será por sus habitantes es, sin lugar a dudas, Fiorello La Guardia, quien se puso al frente del consistorio en 1934 (en uno de los momentos en el que la crisis económica de la Gran Depresión más estaba afectando a los ciudadanos estadounidenses) y que con su política intervencionista (el New Deal auspiciado por el presidente Franklin D. Roosevelt) logró ganarse la simpatía de gran parte de sus conciudadanos a lo largo de los casi doce años que se mantuvo en el cargo, a pesar de que también fue acusado por un sector como autoritario (debido al intervencionismo de su política económica y el desmesurado afán que tenía este alcalde por no tener nada fuera de su control).

[Te puede interesar leer: El día que falleció ‘el gran Houdini’, el más grande de los ilusionistas de la Historia]

Entre las numerosísimas iniciativas que Fiorello La Guardia puso en práctica durante sus años como alcalde fue su incansable lucha contra la corrupción y las mafias locales tan en auge durante los años de la Ley Seca (mandó detener a los capos de la mafia neoyorquina como Lucky Luciano o Frank Costello). También logró involucrar a los propios habitantes en las políticas municipales de la ciudad.

Recordadas son sus intervenciones radiofónicas a través de la emisora pública WNYC en la que La Guardia se dirigía a los ciudadanos, les aclaraba dudas, explicaba los proyectos municipales e incluso les leía las famosas tiras cómicas de los periódicos. Esto último tuvo mucho éxito sobre todo durante la huelga de prensa de 1945, en la que los periódicos dejaron de salir a la calle. El alcalde logró reunir las viñetas cómicas (sección más popular de los diarios de la época) directamente de los ilustradores y diariamente se las leía a los oyentes.

Otro de los hechos sorprendentes de Fiorello La Guardia como alcalde fue el nombrar a un ilusionista como ‘Mago oficial de la ciudad de Nueva York’. Abraham Hurwitz era un popular mago que impartía clases en la Universidad Yeshiva (una institución privada) y donde enseñaba a otros adultos el oficio de mago.

Abraham Hurwitz, el Mago oficial de la ciudad de Nueva York (imagen vía geni)

[Te puede interesar leer: Jasper Maskelyne, el ilusionista británico que engañó a los nazis]

Pero el alcalde quería que toda la sabiduría del ilusionista llegara también a los más jóvenes, así que puso todo lo necesario a disposición de Abraham Hurwitz para que, como Mago oficial de Nueva York, impartiera clases de magia en todos los colegios e institutos públicos de la ciudad.

A lo largo de los siguientes dieciocho años el profesor Hurwitz enseñó sus técnicas a más de un millón de alumnos, además de crear (en los inicios de la década de 1940) el ‘Peter Pan Magic Club’ (posteriormente rebautizado como ‘FAME’ – Future American Magical Entertainers-), una institución de la que salieron la mayoría de los grandes magos e ilusionistas de la segunda mitad del siglo XX.

A través de las didácticas clases de magia, Hurwitz y La guardia consiguieron aficionar a muchísimos niños y jóvenes pero, sobre todo, lograron que éstos no anduvieran por las calles delinquiendo, descendiendo drásticamente los delitos en aquellos barrios en los que mayor era la afluencia de alumnos a las clases de magia del ‘Mago oficial de Nueva York’.

Fuentes de consulta e imágenes: nytimes / mentalfloss / geniimagazine / houdini.org / Wikimedia commons / geni

[Te puede interesar leer: El prodigioso Matthew Buchinger, un mago sin piernas ni brazos del siglo XVIII]

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines