El agresor de Rajoy es un familiar suyo

Una vuelta de tuerca más a la noticia de la agresión de Rajoy: según La Voz de Galicia, el autor del mismo tiene parentesco con el presidente del Gobierno. En concreto, el menor de 17 años, que responde a las siglas A.V.F, es hijo de una prima de Viri, la mujer de Rajoy.

Más allá de esta ‘anécdota’ (entre comillas), el adolescente podría ser internado en un centro de menores en régimen cerrado por un período máximo de seis años, aunque los penalistas consultados por la Agencia EFE apuntan a que muy posiblemente el castigo no será tan duro y que está exento de ir a la cárcel, porque es menor de edad penal.

Ahora bien, eso no implica que su acto vaya a ser impune y, de hecho, podría ser internado por un período máximo de seis años e incluso, de tener mal comportamiento, ir a la cárcel una vez haya cumplido los 18 años.

Lo más probable, de todos modos, es que permanezca ingresado por un tiempo reducido, apuntan estas mismas fuentes consultadas.

image

NO HABRÁ DENUNCIA

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado hoy que no presentará una denuncia contra el joven que le agredió ayer durante un paseo electoral en Pontevedra.

A la entrada de un desayuno informativo en Barcelona organizado por La Vanguardia, Rajoy ha respondido “no” al ser preguntado. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría ha considerado que ese asunto “debe ocuparse en otras instancias”.

image

SUS AMIGOS PIDEN PERDÓN

En declaraciones para Europa Press, los amigos del joven condenan de manera rotunda el acto violento, del que se desmarcan totalmente, y piden perdón al dirigente popular. En su mayoría menores de edad, han explicado que forman parte de un grupo de whatsapp, con el nombre de LDSLos de siempre-- cuyos mensajes “Capi mátalo”, “Los pulgares en los ojos” o “Y escúpele en las cuencas” han sido difundidos por medios de comunicación.

Según han explicado, estos mensajes están “fuera de contexto” y “no recogen lo que realmente ha ocurrido”. Estos jóvenes han insistido en que todos los comentarios “eran de broma” y que “nunca” se les pasó por la cabeza que su amigo hablase “en serio”.

Cuando Capi empezó a decir que iba a ver a Rajoy todos pensamos que estaba de coña”, comenta uno de los menores. “Estaba en su casa y cuando mandó la foto diciendo ‘ya estoy saliendo’ pensamos que iba a tirar la basura”, ha añadido. Al respecto, han afirmado que, incluso, le pusieron en el chat “no hagas ninguna gilipollez”.

Estos chicos han descrito a su amigo como “un chaval tímido” y han indicado que, cuando les llegó la noticia de la agresión, no se la “creían”. “Pensábamos que había sido un 'colgao’”, han indicado.

También han explicado que, cuando supieron la identidad del agresor, “se acabaron todas las bromas” y el chat “se llenó de expresiones como 'vergüenza’, 'está loco’, 'es un enfermo’, 'no quiero saber de él’ y 'condena’”.