El chino Li Yonghong es el nuevo propietario del club AC Milán

1 / 2
David Han Li, representante del consorcio chino Sino-Europe Sports (SES) llega para oficializar la compra del Milán AC el 13 de abril de 2017 en Milán

El club de fútbol AC Milán, uno de los más prestigiosos de Italia y Europa, es a partir de este jueves propiedad de un consorcio de inversionistas chinos liderado por el misterioso Li Yonghong.

Unos 30 años después del comienzo de la era de Silvio Berlusconi, marcada por 29 trofeos entre ellos cinco Champions League, el popular club de la capital económica italiana fue adquirido por 740 millones de dólares por el grupo de inversionistas chinos Rossoneri Sport Investment Lux.

El nuevo patrón del AC Milán, "Mister Li" como lo llama la prensa, deberá asumir la presidencia del club el viernes en el curso de una junta de accionistas, en la que serán elegidos también los nuevos directivos.

Así, el AC Milán entra a formar parte de la lista de equipos europeos con capital chino, después de su archirrival en la ciudad, el Inter, y el Atlético Madrid español.

Para el club "rossonero" se abre una nueva era, aunque llena de incertidumbres.

Emblema de esta situación es la reciente declaración de Marcello Lippi, actual entrenador de la selección china, acerca de los nuevos propietarios.

"Nadie en China sabe quiénes son esas personas," dijo el conocido director técnico, ganador de la Copa Mundial de Alemania 2006 con la selección "azzurra".

- El misterioso Li -

De Li Yonghong, líder del grupo de inversores, en efecto se sabe poco. El empresario nació en 1969 en la provincia de Guangdong (sur) y vive en Hong Kong desde 1994, según el portal en internet chino Netease.

Si bien no asistió este jueves a la firma oficial de la venta en las oficinas de un importante abogado de Milán, se reunirá más tarde para una cena con el exjefe de gobierno italiano y magnate de las comunicaciones en su villa de Arcore, cerca de Milán.

En un comunicado conjunto, Fininvest, el holding de Berlusconi, y Rossoneri Sport Investement Lux explicaron que "los términos del acuerdo son los mismos que los estipulados en agosto" y que fijan el valor del AC Milán en 740 millones de euros, incluyendo la deuda del equipo, que corresponde a 220 millones hasta el 30 de junio de 2016.

Ambas organizaciones reconocen que 90 millones de euros adicionales fueron gastados para cubrir los gastos operativos del club desde julio de 2016.

Según el comunicado divulgado este jueves, los compradores se comprometieron a una recapitalización significativa del club y a inyectar dinero para fortalecer su estructura financiera.

Actualmente, el AC Milán ocupa el sexto puesto de la clasificación de la Serie A italiana, y en los últimos tres años terminó 8º, 10º y 7º, respectivamente, muy lejos de sus grandes logros pasados.

- "Seré siempre el primer tifoso" -

Dos días después de la venta oficial, los empresarios chinos se enfrentarán en el gran clásico entre los dos eternos rivales de la capital de la Lombardía.

Inter, que pasó a manos del grupo chino Suning, contra AC Milán, dos equipos históricos del fútbol mundial que han perdido algo de su lustre.

En ocasión de una jornada tan especial, Berlusconi, explicó a los hinchas su decisión y prometió que "seré siempre el primer 'tifoso' (hincha)" del club.

"Dejo hoy, tras más de 30 años, el título y el cargo de presidente del Milan. Lo hago con dolor y emoción, pero consciente de que el fútbol moderno implica ser competitivo al más alto nivel europeo y mundial con inversiones y recursos que una familia sola no puede más asumir", escribió tras recordar que llegó al club lombardo en 1986.

Otras personalidades del fútbol y cercanas al equipo manifestaron también su amor, entre ellos el entrenador Arrigo Sacchi y el excapitán Franco Baresi.

Los problemas económicos y la falta de inversión en fichajes contribuyeron a la decadencia de ambos clubes.

Para la nueva dirigencia del AC Milán será todo un reto, por lo que van a reclutar probablemente como administrador delegado a Marco Fassone, exalto ejecutivo de la Juventus, Nápoles e Inter.

Durante los años gloriosos de Berlusconi, el AC Milán contó con varios jugadores galardonados con el Balón de Oro (Gullit, Van Basten, Shevchenko, Kaká), fue ocho veces campeón de Italia y cinco veces ganador de la Champions League, siendo el último doblete en 1989-1990.

El futuro del club es incierto, su presente es aburrido y será difícil competir con el pasado, resumen los aficionados.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines