Armenia sustituye al ministro de Defensa en medio de la crisis por el Karabaj

Agencia EFE
·2 min de lectura

Tiflis, 20 nov (EFE).- El presidente armenio, Armen Sarkisián, nombró este viernes a Vagarshak Arutiunián como nuevo ministro de Defensa del país en sustitución de David Tonoián, quien fue relevado en medio de la crisis política en Armenia, provocada por la guerra en Nagorno Karabaj.

"Nombrar a Vagarshak Arutiunián como ministro de Defensa de la República de Armenia", dice el decreto oficial, publicado en la web presidencial.

Arutiunián, hasta ahora asesor del primer ministro Nikol Pashinián, ya ocupó el cargo de titular de Defensa entre 1999 y 2000.

El presidente armenio también aprobó este viernes el nombramiento de Mesrop Arakelián como nuevo ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, en sustitución de Zarui Batoián.

El ministro de Defensa saliente era uno de los funcionarios más criticados en los medios armenios en relación con su actuación durante la guerra.

Esta semana, abandonaron sus cargos también los ministros de Exteriores y de Situaciones de Emergencias de Armenia.

Los nuevos nombramientos se producen en medio de la grave crisis política que vive Armenia tras el fin de la guerra en Nagorno Karabaj y las protestas provocadas por el acuerdo con Azerbaiyán sobre la entrega a Bakú de varios territorios controlados por armenios en la región disputada desde principios de los 1990.

Pashinián, tachado de "traidor" por la oposición, insiste en que en las condiciones creadas, el "doloroso" pacto era la única opción para detener el avance de las tropas azerbaiyanas apoyadas por Turquía sobre la capital de Nagorno Karabaj, Stepanakert, y conservar de esa forma el control sobre la gran parte del enclave.

Durante una reciente intervención en el Parlamento, Pashinián adelantó la remodelación del Gobierno que, según la prensa local, podría afectar al 80 % de su plantilla.

Según el documento, firmado la semana pasada por los dirigentes de Armenia, Azerbaiyán y Rusia y que puso fin a una guerra de 44 días, Ereván pierde el control sobre todos los territorios colindantes con Karabaj, que controlaba desde 1994, y cerca del 30% de los territorios del propio enclave.

(c) Agencia EFE