El PP aparca el conflicto interno para encarar la precampaña

·3 min de lectura

Madrid, 10 ene (EFE).- El PP ha buscado este lunes aparcar el conflicto por el control del PP madrileño al escenificar la paz entre la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el número dos del PP, Teodoro García Egea, para encarar unidos la precampaña en Castilla y León.

El escenario de la foto de la unidad ha sido el madrileño hotel Ritz, donde Díaz Ayuso ha protagonizado un desayuno informativo en el que ha sido presentada por el presidente de Castilla y León y aspirante a la reelección, Alfonso Fernández Mañueco.

Tras meses con la tensión interna disparada y sin coincidir en público, la presidenta madrileña y el número dos del PP han llegado juntos a este evento, al que ha acudido la plana mayor de los populares a excepción de su líder, Pablo Casado, que este lunes se sometía a un test para comprobar si ha superado su infección por coronavirus.

Unos y otros han buscado hacer patente un entendimiento. García Egea ha recalcado que el partido está cohesionado y unido y ha enmarcado en una estrategia de sus adversarios los meses de abierto enfrentamiento entre la dirección nacional del PP y Díaz Ayuso.

A su juicio, a muchos partidos les gustaría tener a líderes como Díaz Ayuso o Fernández Mañueco y "en ese intento van a intentar durante todo este año buscar cualquier tipo de enfrentamiento entre distintas partes de un mismo partido unido y cohesionado como es el PP".

La presidenta madrileña ha cerrado filas con Casado: "Mi única labor va ser estar al lado del presidente del PP, Pablo Casado, para que junto al resto de presidentes autonómicos, de la dirección nacional, de los diputados y senadores de mi partido, él llegue lo antes posible a encabezar este cambio tan necesario para España".

Y ha argumentado que pese a "algunos titulares" la situación interna del partido es de "total normalidad".

Por su parte el candidato en Castilla y León no solo ha arropado a Ayuso, sino que ha aludido a sus políticas como el modelo que quiere reproducir desde la Junta.

Todo ello cuando este lunes una encuesta publicada en El Español afirma que Díaz Ayuso es la favorita entre los votantes del PP para luchar contra Pedro Sánchez, mientras que Casado ocupa el tercer lugar en sus preferencias, por detrás del presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo.

El número dos del PP ha restado importancia a esta encuesta y ha señalado que, con Casado, el partido se ha convertido en una "fábrica de liderazgos".

En todo caso, los populares lanzan un mensaje en público y en privado: harán piña para ganar las elecciones, las del 13 de febrero en Castilla y León, y las venideras. Entre tanto la intención es firmar la tregua respecto a un conflicto interno que sigue sin solventarse.

El el PP ha empezado además a confrontar contra Vox. Lo hizo en los pasados días el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, tras aprobar sus presupuestos con ediles escindidos de Más Madrid, y lo ha hecho este lunes el número dos del PP.

García Egea ha acusado al partido de Santiago Abascal de pasar por el aro al aprobar las cuentas de la Comunidad de Madrid sin que se deroguen las leyes LGTBI y se ha preguntado si "acaso Vox está utilizando a todos los madrileños como rehenes para intentar enfrentar a personas del PP".

Díaz Ayuso ha centrado en cambio sus críticas en la izquierda y ha asegurado que el "principal problema de Madrid se llama Pedro Sánchez" y le ha dicho que "la izquierda se empeña en creer que Madrid es Cuba, pero no es así" ante las reflexiones del presidente sobre la pobreza en la región.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente