Mnuchin cuestiona informes sobre restricciones a inversiones chinas

El secretario Steven Mnuchin, durante un acto con el presidente Donald Trump el pasado 20 de junio en la Casa Blanca, en Washington

El secretario del Tesoro Steven Mnuchin cuestionó este lunes informes de prensa que señalan que Estados Unidos impondrá esta semana restricciones a las inversiones chinas por razones de seguridad nacional.

Esos informes desataron una ola de ventas en las bolsas donde los inversores temen que siga creciendo la tensión comercial entre las dos mayores economías del mundo.

En su cuenta de Twitter Mnuchin califico de "falsas" esas informaciones. "Quien las filtró no existe o, simplemente, no conoce muy bien tema, dijo.

"Una declaración se divulgará no específicamente para China sino para todos los países que intentan robarnos tecnología", afirmo aún cuando pareció contradecir un pronunciamiento de la Casa Blanca del 29 de mayo.

Ese día la Casa Blanca anunció planes para subir los aranceles a bienes chinos y desde el 30 de junio eso estaría acompañado de restricciones y mayor vigilancia a empresas y personas chinas que adquieran o inviertan en tecnología estadounidense.

El diario The Wall Street Journal y la agencia de noticias Bloomberg News dijeron que la vigilancia de las inversiones chinas se sustentarán en normas de seguridad nacional.

La Casa Blanca prevé, según diversas fuentes, considerar toda participación china en empresas estadounidenses del sector tecnológico, en particular de coches eléctricos, de robótica o de aeronáutica, como amenazas a la seguridad.

China afirmó que "vigila" esas informaciones de prensa y pidió el lunes a Washington "dar una mirada objetiva a las actividades comerciales de empresas chinas" y que les "procuren un entorno equitativo, favorable y previsible para sus inversiones".

"Alentamos a las empresas chinas a seguir las máximas del mercado y las reglas internacionales, y que respeten las leyes y reglamentos locales" en sus actividades en el extranjero, dijo Geng Shuang, portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores chino.

Las inversiones chinas en Estados Unidos "crearon muchos empleos en el lugar y generaron ingresos fiscales", y abrieron a las firmas estadounidenses "nuevos canales para hacer negocios internacionales", insistió el portavoz en conferencia de prensa.

La semana pasada Donald Trump amenazó con aplicar aranceles a 450.000 millones de dólares de importaciones chinas, lo que representa la gran mayoría de los productos que llegan de China, si ese país amplifica su represalia a las decisiones estadounidenses.

Trump quiere reducir el déficit comercial con China, que alcanza actualmente los 375.000 millones de dólares.