EEUU sale a recuperar la Ryder Cup frente a una aguerrida escuadra europea

·3 min de lectura

La demora de un año por pandemia provocó que Estados Unidos tenga aún más hambre de gloria en la Ryder Cup, pero el capitán Stricker sabe que su estelar equipo tendrá que batallar para arrebatar el codiciado trofeo a Europa.

La historia se contará este fin de semana en Westling Straits, Kohler, estado de Wisconsin.

"Siento que en el papel, de la cabeza a los pies, el ranking mundial, diría que somos un equipo más fuerte", señaló Steve Stricker sobre una formación que cuenta con ocho jugadores de los 10 primeros en la clasificación mundial.

"Pero no creo que nuestros muchachos sientan que somos mejores. En el fondo saben lo difícil que es vencerlos", a los europeos, añadió.

Europa ha ganado nueve de las últimas 12 ediciones y 11 desde que los europeos continentales se unieron al enfrentamiento bienal.

El español Sergio García, uno de los capitanes europeos de Padraig Harrington, ganó la mayor cantidad de puntos en la historia de la Ryder Cup para su continente y posee un récord de 22-12 con siete empates.

Su compatriota Jon Rahm, número uno del mundo, encabeza el desafío europeo, acompañado por el ex número uno el norirlandés Rory McIlroy y otros campeones como Matt Fitzpatrick, Tommy Fleetwood, Viktor Hovland, Bernd Wiesberger, Poulter y el campeón del British Open 2019 Shane Lowry.

"Hemos tenido una gran racha", apuntó García. "Pero al mismo tiempo, si miras en general, creo que todavía estamos lejos", del récord histórico.

Europa siguió bajando la brecha en ese récord general a 26 victorias de Estados Unidos frente a 14 europeas, con dos ediciones empatadas, con su victoria en Le Golf National en Francia en 2018.

El reciente éxito de Europa disimula las distancias que toman los estadounidenses en la clasificación mundial, pero no hay duda de que estarán en territorio hostil en Whistling Straits con un diseño lleno de búnkeres a lo largo de la orilla del lago Michigan que ya ha albergado tres campeonatos de la PGA.

El inglés Ian Poulter dijo que los visitantes intentarán sacarle ventaja, como hicieron las mujeres europeas en los partidos de la Copa Solheim en Ohio este mes.

Pero tendrán que superar un menor acompañamiento de público amigo este año, debido a las restricciones de viaje tomadas para frenar la pandemia de covid-19.

- ¿Magia? -

"Es un escenario diferente el que vamos a experimentar y, con suerte, podemos sacar toda la energía que necesitamos", dijo Poulter.

"Ojalá podamos hacer exactamente lo que hicieron las chicas". Poulter dice que la "salsa mágica" para Europa ha sido la química del equipo, algo que el capitán estadounidense Stricker está tratando de construir en un grupo con seis novatos y el dúo de Brooks Koepka y Bryson DeChambeau.

Koepka ha insistido en que estará listo para jugar a pesar de lesionarse la muñeca izquierda en el Campeonato de la PGA Tour de Estados Unidos este mes.

Al cuatro veces campeón de Grand Slam se suman otros múltiples ganadores como Dustin Johnson, Collin Morikawa y Jordan Spieth, los grandes campeones Justin Thomas y DeChambeau, así como el campeón olímpico de Tokio Xander Schauffele y el campeón de los playoffs del PGA Tour Patrick Cantlay.

bb/rcw/meh/gfe

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente