EEUU renueva exención a Irak para comprar energía a Irán pese a sanciones

El presidente iraní Hassan Rohani visita la ciudad iraquí de Nayaf el 11 de marzo de 2019

Estados Unidos renovó una excepción a Irak para que pueda comprar energía a Irán, pese a las sanciones implementadas por Washington contra Teherán, informó el martes el Departamento de Estado.

Las autoridades estadounidenses emitieron una segunda exención por tres meses para Irak con el objetivo de no generar mayor inestabilidad en el país, cada vez más dependiente del gas y la electricidad iraní para hacer frente a los apagones crónicos que han provocado protestas.

"Esta exención tiene como objetivo ayudar a Irak a mitigar la escasez de energía, mientras continuamos discutiendo nuestras sanciones relacionadas con Irán con nuestros socios en Irak", señaló un funcionario del Departamento de Estado.

El funcionario dijo que el aumento de las capacidades y la diversificación de las importaciones en Irak "fortalecerán la economía y el desarrollo iraquíes, además de alentar a un Irak unido, demócratico y próspero, libre de la malévola influencia iraní".

Pese a las advertencias de Washington, desde la caída de Saddam Hussein Irak ha mantenido una relación cercana con Irán, con el que la mayoritaria comunidad chiita iraní comparte afinidad religiosa.

El presidente iraní, Hassan Rohani, visitó Irak la semana pasada, donde subrayó el apoyo de Teherán a la lucha contra el grupo extremista Estado Islámico (EI) y dijo que Estados Unidos era "despreciado" en la región.

El año pasado el presidente estadounidense Donald Trump se retiró del acuerdo internacional con Irán para limitar su programa nuclear que había sido negociado por su antecesor Barack Obama.

En cambio, Trump impuso amplias sanciones contra Irán y busca reducir el peso regional del estado chiita, rival de aliados estadounidenses como Arabia Saudita e Israel.