EEUU pospone su reunión con la SICT para evaluar el nivel de seguridad aérea de México

Continúa la pesadilla en los aeropuertos de Estados Unidos (EE. UU.).

El fallo informático que paralizó los despegues en todo el país ha obligado a posponer la reunión entre la Administración Federal de Aviación de EE. UU. (FAA, en inglés) y la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) de México.

Una reunión vital para México

La reunión, que estaba organizada para este 12 de enero, tenía como objetivo definir el plan de acción y mostrar los avances de México en la corrección en las deficiencias de su estructura aérea y; de esta forma, que el país recuperara la categoría 1 de seguridad aérea.

El 25 de mayo de 2021, la FAA degradó a México a la categoría 2 del Programa de Evaluación de Seguridad Operacional de la Aviación Internacional (IASA).

A inicios de diciembre pasado, el titular de la SICT, Jorge Nuño Lara, dijo que México avanzaba en el proceso para recuperar la categoría 1 en seguridad aérea y prevé que sea en abril de 2023.

Además, el funcionario adelantó que el 12 de enero sostendría una reunión en México con Billy Nolen, director interino de la FAA para evaluar el plan de acción correctivo.

La rebaja de la FAA en el perfil de seguridad de la aviación de México a categoría 2, es una acción que impide a las aerolíneas mexicanas agregar nuevos vuelos hacia Estados Unidos y limita la capacidad de las compañías para llevar a cabo acuerdos de operaciones entre sí.

La primera vez que se cancelan vuelos locales desde el 11S

Este miércoles, un fallo informático dejó inoperativo el sistema de Notificaciones a Misiones Aéreas (NOTAM), que alerta a los pilotos y al resto del personal de vuelo sobre posibles peligros en la ruta o cambios en los servicios o procedimientos de las instalaciones aeroportuarias.

Esta es la primera vez desde los atentados del 11 de septiembre de 2001 que las autoridades del país prohíben las salidas de vuelos domésticos.

Tammara Williams, una viajera de Charlotte, cuenta: "Me dijeron por teléfono que es una situación igual a la del 11 de septiembre, lo que implica una parada en tierra completa. Y cuando me dijeron eso, me vino el recuerdo a la cabeza, porque volé la mañana del 11S . Así que lo primero que pensé fue que tenía que llegar al aeropuerto lo antes posible".

No es el primer incidente, y no podría ser el último

Según el seguidor de vuelos Flightaware, se cancelaron más de 1.300 vuelos y alrededor de 10.000 se habían retrasado.

Este es el mayor incidente provocado por un fallo tecnológico en el sistema aéreo estadounidense. Tim Campbell, ex vicepresidente senior de operaciones aéreas de American Airlines, afirma que no tiene por qué ser el último, ya que otras tecnologías de la FAA también están envejeciendo. "Gran parte de sus sistemas son viejos sistemas mainframe que suelen ser fiables, pero que están anticuados", dijo.