EEUU evalúa reforzar su presencia militar en Medio Oriente, según WSJ

A mediados de noviembre, el portaaviones estadounidense Abraham Lincoln navegó por el Estrecho de Ormuz en una demostración de fuerza destinada a tranquilizar a los aliados preocupados por la amenaza iraní

Estados Unidos está evaluando enviar hasta 14.000 soldados adicionales a Medio Oriente frente a la aparente amenaza de Irán, informó el miércoles The Wall Street Journal.

El despliegue incluiría otras "decenas" de barcos y duplicará el número de tropas agregado a las fuerzas estadounidense en la región desde principios de año, dijo el periódico, citando a funcionarios estadounidenses no identificados.

Detalló que el presidente Donald Trump podría tomar una decisión sobre el aumento de tropas este mismo mes.

No obstante, la portavoz del Pentágono Alyssa Farah desmintió en Twitter la información.

"Para ser claros, esa información es falsa, Estados Unidos no planea enviar 14.000 soldados adicionales a Medio Oriente", dijo.

El asunto trasciende tras una serie de ataques contra buques de transporte y un ataque con drones y misiles contra instalaciones petroleras en Arabia Saudita en septiembre, agresiones que se atribuyen a Irán.

Washington ya aumentó su presencia militar en el Golfo y amplió las sanciones económicas contra Teherán, elevando las tensiones en toda la región.

A mediados de noviembre, el portaaviones estadounidense Abraham Lincoln navegó por el Estrecho de Ormuz en una demostración de fuerza destinada a tranquilizar a los aliados preocupados por la amenaza iraní.

En octubre, el secretario de Defensa, Mark Esper, anunció que se enviarían dos escuadrones de combate y baterías adicionales de defensa antimisiles a Arabia Saudita, para conformar un total de aproximadamente 3.000 nuevas tropas.

El miércoles por la mañana, el presidente iraní Hasan Rohani dijo que su país estaría dispuesto a volver a la mesa de negociaciones sobre su programa nuclear si primero Estados Unidos cancela las sanciones, que han obstaculizado la economía del país y pueden haber contribuido a la reciente crisis interna por los aumentos de los precios del combustible.